miércoles, 17 de agosto de 2016

Atención - No habrá Manzana para fin de año

Atención: No habrá Manzana para fin de año
El hotel en construcción fue noticia al saberse que obreros indios han
sustituido a una parte de la mano de obra cubana
Miércoles, agosto 17, 2016 | Enrique González Pérez

LA HABANA, Cuba.- Fue en mayo de 2014 que la cadena suiza Kempinski
Hotels y Gaviota S.A. comenzaron oficialmente el proyecto del hotel
Manzana, en la capital cubana. Los suizos se encargarían de la
administración temporal y experimental del que será uno de los más
lujosos hoteles de Cuba, mientras que los militares asumirían totalmente
las inversiones, además del pago de los salarios (según las normas
salariales de las Fuerzas Armadas Revolucionarias) y las condiciones de
vida de los obreros.

Transcurrido poco tiempo del comienzo de las obras, según testimonios de
especialistas del grupo inversionista cubano ALMEST, la complejidad del
proyecto y los gastos estimados sobrepasaron la capacidad del Grupo
Empresarial de las FAR (GAESA) para asumir los compromisos pactados con
los suizos y fue contratado el grupo francés Bouygues Bâtiment
International para que concluyera, aunque fuese con retraso, lo que la
empresa estatal no fue capaz de asumir de manera autónoma tal como
estaba planificado.

Hace pocos días, la noticia de que una brigada de obreros indios había
sustituido a una parte de la mano de obra especializada cubana,
escandalizó a la opinión pública y desató en la prensa no oficialista
una oleada de hipótesis sobre las verdaderas causas de la decisión,
insólita en el panorama laboral de la isla.

Un funcionario de la Unidad de Construcciones Militares (UCM), encargada
de la ejecución de una buena parte de las obras, reveló a CubaNet
detalles sobre estas contrataciones:

"Siempre estuvo previsto contratar en el extranjero mano de obra
especializada. Se pensó en China, en Italia, en España, se trataría de
un pequeño grupo de apenas veinte personas que asesorarían la etapa de
acabado pero desde los primeros días nos dimos cuenta que el trabajo
sería bien complejo (…). Las labores de demolición y de escombreo las
hizo personal inexperto. (…) Por ahorrar dinero se trajeron brigadas de
soldados sin experiencia previa en la labor y los resultados fueron
calamitosos", afirmó el funcionario que, por temor a represalias, pidió
que no se revelara su identidad.

Según esta persona, que durante más de diez años ha ocupado cargos
importantes dentro del sistema empresarial militar cubano, no existe
mano de obra especializada en la isla capaz de terminar un hotel de
altos estándares como el Manzana:

"Se comenzó a trabajar con personal cubano pero los resultados no
alcanzaron los estándares. Tampoco había modo de subir los salarios al
punto de poder contratar personas del sector privado. (…) Un buen
carpintero y un buen albañil particulares ganan en un mes hasta más de
cinco veces lo que se paga a los indios, quizás más, pero además tienes
que prever el robo de materiales. (…) Aquí se ha perdido de todo,
cemento, acero, planchas de vidrio, lotes completos de madera preciosa,
herramientas. Hay que revisar a las brigadas de cubanos, hemos puesto
cámaras en todos lados, y la policía ronda el lugar a toda hora. Con los
trabajadores indios no tenemos ese problema", afirma esta persona que
además ofreció detalles sobre el pago a los indios y las condiciones de
albergue.

"Las condiciones de vida son muy similares a la de los cubanos. Las
grandes diferencias están en los salarios. (…) A los indios se les paga
quincenalmente. En la actualidad tenemos 352 contratados y trabajando no
solo en el Manzana sino en otras obras aquí en la capital y también en
Varadero. (…) La cifra debe crecer para finales de este año hasta unos
mil cien, casi mil trescientos contratados, donde también habrá unos 200
trabajadores chinos para el tema de las instalaciones eléctricas, las
piscinas. (…) Hay otros extranjeros pero en la parte de asesoramiento, y
no tienen el mismo tratamiento que los indios y chinos. (…) El menor
salario es de 750 dólares quincenales, el más alto es de 1250, también
quincenales, más ropa de trabajo, comida, atención médica, traslado y
alojamiento", asegura el mismo funcionario.

Sin embargo, varios trabajadores cubanos del Manzana entrevistados por
CubaNet, dicen no recibir la misma atención que los obreros foráneos.
Carlos, un albañil de 30 años, proveniente de Camagüey, se queja de las
diferencias:

"Ya no digo del pago, que es injusto y nadie da una explicación pero las
condiciones de vida no son las mismas. Es verdad que la comida es buena
y que nos dan ropa y botas cada cierto tiempo, sábanas, aseo pero no es
de la misma calidad. El albergue de nosotros ni siquiera es la sombra
del de ellos. Si se rompe un aire acondicionado pasamos una semana sin
que lo arreglen o nos ponen ventiladores, mientras que a los indios se
lo reponen al momento".

Mandy, otro obrero del Manzana, opina diferente. Tunero de 27 años,
afirma que no hay diferencias significativas pero que deberían analizar
el tema de los salarios:

"Yo no creo que haya diferencias. Eso sí, no los dejan juntarse con
nosotros. Estamos en turnos diferentes y se nos ha prohibido hablar del
asunto con periodistas. (…) si ahora me vieran hablando contigo, me
pueden botar pero creo que es bueno que la gente sepa que no estamos
conformes con los salarios, que es un abuso. (…) Cobramos diez veces
menos que los indios y hay meses en que nos han dejado de pagar la
divisa, mientras que a los indios le pagan puntualmente, cada quince
días, eso no es jugar limpio".

Un funcionario de la inversionista ALMEST, del grupo empresarial GAESA,
vinculado a las labores constructivas, nos ofrece su versión del asunto:

"Esto es un tema muy delicado. Se ha tratado casi en secreto pero ha
escandalizado a más de un dirigente. ¿Cómo es posible que en tantos años
no hayamos creado fuerza especializada o, peor aún, mecanismos para
remunerar y estimular a los trabajadores cubanos? ¿Por qué sí se puede
hacer con los indios, con los chinos? (…) Muchos hoteles de Gaviota
cuentan con chefs españoles, franceses, italianos a los que se les paga
un montón. (…) Lo que pasó con el Manzana es que no hubiéramos podido
terminarlo ni siquiera en una década. Es doloroso aceptarlo pero es la
ineficiencia que ya hemos convertido en permanente (…). Lo peor es que
la gente piensa que el capital (para la construcción del Manzana)
proviene del exterior y no es así, la inversión es totalmente cubana.
Cada centavo invertido es de Cuba y por ahí se han ido unos cuantos
millones que nadie sabe si se recuperarán. (…) Los suizos lo
administrarán a manera de prueba durante unos meses, a lo sumo un año,
después, si no rinde lo que ellos esperan, pasará a ser administrado por
Gaviota", afirmó este otro funcionario.

Según fue anunciado a mediados del año pasado por el diario oficialista
"Granma", las obras del hotel Manzana deberán concluirse para finales
del 2016, sin embargo, las fechas que actualmente manejan los
inversionistas fijan su culminación para el primer trimestre del 2017.

Source: Atención: No habrá Manzana para fin de año | Cubanet -
https://www.cubanet.org/destacados/atencion-no-habra-manzana-para-fin-de-ano/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada