jueves, 4 de agosto de 2016

Cuba niega estar negociando con EEUU sobre compensaciones

Cuba niega estar negociando con EEUU sobre compensaciones
NORA GÁMEZ TORRES
ngameztorres@elnuevoherald.com

Un funcionario cubano negó que la reciente reunión con representantes de
Estados Unidos en Washington para discutir sobre reclamaciones
pendientes pudiera entenderse como una negociación, lo que ha levantado
dudas sobre la disposición del gobierno cubano de solucionar este tema a
corto o mediano plazo.

En una teleconferencia la semana pasada, una funcionaria de alto rango
del Departamento de Estado se refirió al progreso en las negociaciones y
aseguró que pese al "intervalo de tiempo" que pasó entre la primera y la
segunda reunión (casi nueve meses ), "ya estamos en nuestra segunda
reunión" y "estamos teniendo discusiones muy sustanciales".

Pero la versión pública de la delegación cubana difiere de esta narrativa.

Durante una conferencia de prensa en La Habana el lunes, el
vicecanciller Abelardo Moreno aseguró que "no estamos negociando
todavía, vamos a partir de ahí. Nosotros estamos ahora en conversaciones
informativas", según una transcripción publicada por el sitio digital
Cubadebate.

El funcionario dijo que la parte estadounidense ha "planteado la
necesidad de resolver el tema en la brevedad posible, pero...estas van a
ser negociaciones sumamente complejas desde todo punto de vista, y hay
que seguir los tiempos adecuados. O sea, no podemos forzar los tiempos
antes de llegar a una conclusión", subrayó.

Para el abogado Jason Poblete, especialista en reclamaciones y abogado
de la firma PobleteTamargo LLP, aunque las declaraciones no sorprenden y
son típicas en las negociaciones ("Sí hay una negociación pues ellos
están sentados a la mesa y conversando sobre el tema", comenta),
evidencian una estrategia de dilatación del proceso.

"Estas declaraciones muestran que no están interesados en encontrar una
solución y es una táctica para dilatar el tiempo" de las negociaciones,
opinó. A su juicio, el gobierno cubano estaría intentando esperar para
ver si el nuevo presidente electo en noviembre, "les puede ofrecer algo
mejor", además de mantener el status quo hasta ver qué sucede en el
2018, cuando Raúl Castro anunció que dejaría la presidencia del Consejo
de Estado y de Ministros.

Este podría ser un error de cálculo, sugiere John Kavulich, director del
US-Cuba Trade and Economic Council, quien cree que el gobierno cubano
"nunca tendrá un interlocutor más complaciente que el que encuentra en
la administración de Obama, para la cual la República de Cuba es un
componente visceral en la construcción de un legado".

Las declaraciones del funcionario cubano, no obstante, estarían enviando
"un mensaje indirecto de que no les interesa resolver esto. Especulo que
quizá esperan conseguir que eliminen las sanciones antes de pagar" las
compensaciones, subrayó Poblete.

Según la funcionaria del Departamento de Estado, entre las reclamaciones
que habían sido discutidas se encontraban unos $1,900 millones (unos
$8,000 millones con intereses) por propiedades confiscadas a ciudadanos
estadounidenses y certificadas por la Comisión de Liquidación de
Reclamaciones en el Exterior (FCSC, por su sigla en inglés);
compensaciones adjudicadas en cortes estatales y federales por un valor
aproximado de $2,200 millones y otros $200 millones por intereses
mineros del gobierno de EEUU en la isla.

Cuba, por su parte, pide unos $300 mil millones en dos demandas por
daños económicos y humanos causados por el embargo y el gobierno
estadounidense.

La funcionaria afirmó que no había "nada en esta negociación que fuera
diferente con respecto a nuestra experiencia al tratar con otros países
sobre reclamaciones" y que creía que ambos lados "estaban comprometidos
con tratar de resolver esto de una manera mutuamente satisfactoria".

Pero el funcionario cubano condicionó el pago de las compensaciones al
tema del embargo.

"La solución del tema de las compensaciones...obviamente, tiene un
vínculo directo con el bloqueo. Creo que todos ustedes saben que la
normalización de las relaciones entre ambos países será muy difícil,
para no decir imposible, mientras que siga vigente el bloqueo contra
Cuba", declaró a la prensa.

La parte estadounidense ha valorado la firma de un acuerdo bilateral con
un pago global único para resolver el tema, pero ante una pregunta sobre
si el gobierno cubano aceptaría esto, Moreno afirmó que las demandas
cubanas no eran negociables.

"Las demandas del pueblo cubano tuvieron sentencia ante los tribunales,
y las demandas no se negocian...No puedo decir, 'Cuba reclamó en su
demanda — que fue aprobada por un tribunal y sobre el cual hubo una
sentencia —, equis cantidad de dinero, ahora nosotros vamos a cambiar
para esta otra cantidad'. No, esas son decisiones judiciales que tienen
que ser cumplidas por los personeros del gobierno de nuestro país".

Como sucedió con la primera reunión en diciembre del 2015, en esta
ocasión las partes tampoco pudieron acordar la fecha del próximo encuentro.

Kavulich cree que el reto principal para el gobierno cubano radica en
reconocer que no recibirá reparaciones económicas específicas por esas
demandas.

"Los negociadores tendrán que preguntarse si la imaginería asociada a
buscar lo que no van a obtener es más importante para los 11.3 millones
de ciudadanos de la República de Cuba, que quitar un impedimento
significativo para los cambios en las regulaciones y las leyes en
Estados Unidos y que los beneficios multilaterales inmediatos resultantes".

Poblete está de acuerdo: "Si los cubanos estuvieran interesados en que
les quiten las sanciones, pagarían las reclamaciones, lo que ayudaría a
los grupos en Washington que abogan por eliminar las sanciones, al
eliminar un fuerte argumento en contra", opinó.

Kavulich ha cuestionado también hasta qué punto es prioritario este tema
para la actual Administración.

"Dos reuniones en 599 días; no hay más reuniones programadas y la
administración de Obama termina en 170 días. Y esto se define como una
alta prioridad de la Administración de Obama. Los poseedores de
reclamaciones certificadas han estado preocupados y ahora se amplía esa
preocupación", señaló.

"Los reclamantes certificados no han visto el esfuerzo que se merecen;
el legado no se construye centrándose en lo que es relativamente fácil,
sino en lo que es difícil", añadió.

Source: Cuba niega estar negociando con EEUU sobre compensaciones | en
Cuba Hoy - http://www.encubahoy.com/noticias/article93565677.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada