sábado, 27 de agosto de 2016

De enfermero a tatuador: los dibujos ilegales de Yoel

De enfermero a tatuador: los dibujos ilegales de Yoel
"Todo se dificulta, el temor de que te cojan siempre está ahí, pero vale
arriesgarse"
Viernes, agosto 26, 2016 | Elio Delgado Valdés

LA HABANA, Cuba.- Las alternativas de los jóvenes cubanos para subsistir
en estos tiempos, ha hecho que cambien el rumbo de sus vidas al dejar de
ejercer profesiones para las que se prepararon con años de estudios, es
este el caso de Joel, joven que conocí en la calle.

Atraído por la pintura corporal que cubre casi todo su cuerpo, le pedí
dejara tomarle algunas fotos, hecho que propició adentrarme en el mundo
de este joven cuya profesión es enfermero, dejada a un lado en busca de
una alternativa que le permita una entrada de dinero para mantenerse
decorosamente.

De amigos que ya no viven en Cuba aprendió Joel el arte del tatuaje. En
un inicio hacía dibujos simples, hasta que adquirió la práctica
necesaria y hoy realiza grandes pinturas corporales a quienes acudan a
su casa en busca de perpetuar en su piel alguna imagen.

En las diferentes modalidades recogidas en el trabajo por cuenta propia
no está el oficio de tatuador, pero Joel, con su experiencia de
enfermero, sabe los cuidados que requiere esta invasión al cuerpo
humano. Guantes desechables, hasta un autoclave para esterilizar posee
en su estudio.

Las tintas se las envían amistades desde el exterior. En cuanto a los
instrumentos, la máquina que utiliza en la actualidad es profesional,
aunque comenzó con una artesanal, hecha con el motor de una reproductora
de audio. Su criterio es que "si tú eres bueno en esto, depende de ti en
mayor medida lo que hagas, no de la máquina que uses".

"Todo se dificulta, el temor de que te cojan siempre está ahí, pero vale
arriesgarse", me expresa Yoel, mi vida ha cambiado, antes trabajaba por
un salario y estaba consagrado a mi profesión, trabajaba de día y las
guardias me mataban en la noche, la remuneración era poca, dedicarme a
hacer tatuajes fue una salida a los problemas económicos que tenía, el
oficio ciertamente no es legal, pero con esto yo no robo, no estoy
haciendo más que arte, porque además me gusta.

Source: De enfermero a tatuador: los dibujos ilegales de Yoel | Cubanet
-
https://www.cubanet.org/actualidad-destacados/de-enfermero-a-tatuador-los-dibujos-ilegales-de-yoel/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada