sábado, 10 de diciembre de 2016

El nuevo escenario

El nuevo escenario
09 de diciembre de 2016 - 19:12 - Por Dr. Eduardo J. Padrón

Mis compatriotas y yo mismo, por supuesto, estamos cerrando un capítulo
funesto de la historia cubana. Durante los primeros días lo hicimos con
lógico exabrupto, pero ahora se impone la meditación y la mesura

Creo haberlo dicho en numerosas oportunidades y lo he escrito también
cada vez que se presenta la oportunidad, mi profesión me hace mirar al
futuro. No hay pasado, ni síndrome nostálgico, a no ser aquel que dicta
el sentimiento familiar, como suele ocurrirle de modo natural a
cualquier persona, que detenga mi visión hacia el progreso.

Del pasado se aprende mucho, tampoco voy a ser ingenuo, pero no se puede
vivir a costa de lo que ocurrió. Generalmente me gusta evaluarlo, para
aprender y no volver a cometer errores, si los hubiera.

Mis compatriotas y yo mismo, por supuesto, estamos cerrando un capítulo
funesto de la historia cubana. Durante los primeros días lo hicimos con
lógico exabrupto, luego de tantos años de espera, pero ahora se impone
la meditación y mesura. El pueblo que sigue atrapado en una gran trampa
de la historia contemporánea, así lo precisa.

Creo que estamos casi todos en la misma página. Hace unos días
inauguramos una reveladora exposición de nueve artistas jóvenes cubanos
en nuestra emblemática Torre de la Libertad. Se las recomiendo,
fervientemente, pues permanecerá abierta hasta el 15 de enero. Con
anterioridad se mostró, con muchísimo éxito, en Washington D.C. Se
titula de modo intrigante Q&A o lo que es lo mismo: preguntas y respuestas.

He disfrutado la exhibición con deleite. Es abundante en claves
reconocibles y otras me resultan misteriosas, tal vez cifradas para
quienes las hayan experimentado en la isla, pero el saldo, considerando
que es la expresión refinada de las nuevas generaciones es, a todas
luces, positivo.

Estos muchachos y muchachas ponen un microscopio estético y social sobre
la realidad cubana, al mismo tiempo que ya miran hacia adelante. Saben
de las causas y causantes de sus circunstancias. Se imbrican en la línea
contestataria que recorre una franja de las artes plásticas cubanas, de
Antonia Eiriz a la generación del ochenta.

Ya estaban creando en libertad antes de la desaparición del ideólogo de
tantas desventuras y ahora se colocan realmente en el tan comentado y
llevado postcastrismo.

El mismo día que se inauguró la exposición en la Torre de la Libertad, a
unas pocas cuadras, el exilio hacía su convocatoria de reafirmación en
La Pequeña Habana, lo cual demuestra que Miami sigue siendo la urbe
inclusiva, democrática, que reclaman todos los cubanos como apoyo a sus
anhelos, en tanto el nuevo escenario de la isla evolucione hacia el
progreso y la libertad que añoramos con denuedo.

Source: El nuevo escenario | Cuba -
http://www.diariolasamericas.com/opinion/el-nuevo-escenario-n4109807

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada