jueves, 1 de septiembre de 2016

Demasiados abuelos para una casa

Demasiados abuelos para una casa
A medida que la población cubana envejece, el sistema de salud es
llevado al límite
Miércoles, agosto 31, 2016 | Alberto Méndez Castelló

LAS TUNAS, Cuba.- "Madre falleció este viernes 1ro de julio a las 9:05
PM. Como sabes, además del deterioro por sus 85 años de edad, su salud
estaba severamente deprimida por la enfermedad de Alzheimer que padecía
desde 2009. Murió tranquila, en su cama, sin dolor, perfumada, a nuestro
cuidado", escribí a mi amiga Helen, poco después de la muerte de mi
madre, preguntándome cuántos ancianos podrán morir en Cuba como ella:
tranquila, en su cama, sin dolor, perfumada.

Sólo en la provincia Las Tunas, según medios oficiales, existen 3 398
familias de seis a nueve personas con ancianos conviviendo en la misma
casa. 229 de esos hogares en las que conviven niños, jóvenes, y un
matrimonio o una persona soltera como cabeza de familia, tienen tres o
más ancianos a su cuidado.

Hay 82 familias en Las Tunas con más de diez personas, entre ellos
ancianos, viviendo bajo el mismo techo. En nueve de esos hogares
habitados por más de diez personas hay tres o más ancianos, luego,
presumiblemente, no todos los viejos posean su propia cama con sábanas
blancas.

Son casas de familia donde, penosamente, los ancianos sobreviven entre
la algarabía de los niños y el jolgorio de los jóvenes. Los asilos, en
Cuba eufemísticamente llamados "hogares de ancianos" o "casas de
abuelos", representan cifras simbólicas con relación a los guarismos de
envejecimiento poblacional.

El envejecimiento de la población cubana creció de 18,3 % en 2013 a
19,4% en 2015. En comparecencia ante medios oficiales en marzo de 2013,
el Dr. Roberto Morales Ojeda, ministro de Salud Pública dijo: "el 18,3%
de la población cubana tiene más de 60 años".

Cifras del Anuario Estadístico de Salud 2015, publicadas en la edición
especial del periódico Granma el pasado 13 de agosto por el cumpleaños
90 de Fidel Castro dicen que ya el "19,4% de la población cubana tienen
60 años y más".

Cuba posee 11 238 661 habitantes. 19,4% con "60 años y más" en 2015
significa que 2 180 300 cubanos ya se contabilizaban como personas
envejecidas el pasado año. Para 2020, según fuentes oficiales, el 25% de
los cubanos tendrá más de 60 años. Dicho de otro modo: uno de cada
cuatro cubanos será sexagenario.

De los 2 809 665 que para 2020 se contabilizarán en Cuba como población
envejecida, medio millón de cubanos tendrá 80 años o más. Al
envejecimiento irá aparejado la aparición de las demencias. Sólo en 2010
fueron diagnosticados 28 670 nuevos casos, elevando la cifra de cubanos
con algún tipo de demencia senil a 130 mil. Esto, sin contar los ocho
mil casos reportados con la enfermedad de Alzheimer.

Un pronóstico de Salud Pública publicado por el periódico Juventud
Rebelde dice: "las demencias afectaran al menos al 10% de la población
que sobrepasa los 65 años y en el 2030 el archipiélago (cubano) tendrá
unos 260 mil enfermos".

La demencia es una de las enfermedades con mayor necesidad de cuidados.
Más de la mitad de los pacientes con demencia necesitan atención a
tiempo completo, afirman especialistas.

"Justamente este es uno de los problemas que más está afectando a la
familia cubana: la situación de los cuidadores", dijo a medios oficiales
el Dr. Juan J. Llibre Rodríguez, presidente de la Sociedad Cubana de
Alzheimer.

Según el Dr. Llibre, por cada enfermo se afectan psicológicamente dos
familiares al tener que cuidar permanentemente a esa persona. El 40% de
los familiares cuidadores deben dejar de trabajar para dedicarse al enfermo.

Si para 2020 habrá en Cuba 2 809 665 personas envejecidas y el 10% de
ellas padecerán algún tipo de demencia, esto es, unos 280 966 enfermos,
y, si por cada demente padecerán trastornos psicológicos dos familiares
cuidadores, tendremos 561 933 enfermos más; dicho de una manera más
simple: por cada anciano demente dos familiares-cuidadores se
transformaran en pacientes psiquiátricos.

Cabe preguntarse: ¿Por qué si el Estado cubano se autoproclama "potencia
médica", la población envejecida de Cuba causa a la familia cubana
trastornos psicológicos y desempleo, al tener que asumir los familiares,
personalmente, la tarea de cuidador en lugar de encomendar esa labor a
instituciones con personal especializado?

"Ni el Estado tiene los hogares de ancianos que necesitamos ni todos
tenemos 25 o 30 CUC para pagar por el cuidado de los viejos", me dijo
una mujer en la consulta del psiquiatra, buscando asistencia para la
madre demente y para sí misma, ya transformada ella en cuidadora-paciente.

"El Estado protege, mediante la asistencia social, a los ancianos sin
recursos ni amparo y a cualquier persona no apta para trabajar que
carezca de familiares en condiciones de prestarle ayuda", dice el
artículo 48 de la Constitución.

Papel mojado resulta este precepto constitucional: ni la pensión de
jubilación de los ancianos, (unos 10 dólares mensuales) ni el salario
promedio nacional (menos de 30 dólares al mes) son suficientes para
sustentar a la familia cubana, aunque marido y mujer trabajen y tengan
en casa a dos ancianos, no "sin recursos ni amparo", sino pensionados
luego de toda una vida de trabajo.

Aunque la edición especial del periódico Granma por los 90 años de Fidel
Castro no da respuesta a los insuficientes servicios de salud para la
envejecida población cubana, por las cifras publicitadas cuales logros,
dotándose de una calculadora cualquiera puede llegar a una conclusión de
lógica elemental.

En marzo de 2013 el ministro de Salud Morales Ojeda dijo que "en los 11
506 consultorios del médico de la familia que existen en el país está la
base de nuestro sistema de salud".

Pero según la edición especial de Granma, ahora sólo existen 10 782
consultorios, esto es 724 consultorios menos que en 2013 para la
atención primaria de salud, entiéndase, comunitaria. Dicho más claro:
cada médico comunitario tiene como promedio más de 200 pacientes
ancianos a su cuidado, el 10% dementes, muchos postrados.

Cuba tiene 11 238 661 habitantes en los 168 municipios del país. 2 180
300 ya eran personas envejecidas en 2015. Pero Cuba sólo posee 147
"hogares de ancianos", o sea, unos 14 831 ancianos por asilo.

Algo peor sucede con los servicios de geriatría, sólo 49 en el país, más
de 44 mil ancianos por servicio geriátrico.

Las llamadas "casas de abuelos", donde los ancianos pasan el día y luego
en la tarde van a pasar la noche en familia o en solitario, tienen un
mejor record: 265 en Cuba, pero con todo, algo así como 8 227 ancianos
por "casa de abuelo", son demasiados abuelos para una casa.

Source: Demasiados abuelos para una casa | Cubanet -
https://www.cubanet.org/mas-noticias/demasiados-abuelos-para-una-casa/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada