sábado, 17 de septiembre de 2016

Emprendedores cienfuegueros esperan que los visitantes de EEUU impulsen sus negocios

Emprendedores cienfuegueros esperan que los visitantes de EEUU impulsen
sus negocios
MIMI WHITEFIELD
mwhitefield@miamiherald.com

CIENFUEGOS, CUBA
Los vecinos de esta ciudad en la costa sur de Cuba despiertan en jueves
alternos con la entrada del MV Adonia, crucero de Fathom Line, a la
bahía, pero la visita de la embarcación de 704 pasajeros es corta.

Aunque una multitud entusiasta recibió al barco en su viaje inaugural de
Miami a Cuba en mayo, el Adonia sólo está en Cienfuegos por la mañana, y
algunos vecinos dicen que no han visto muchos beneficios cuando la
embarcación hace escala en Cienfuegos, conocida como "La Perla del Sur".

Un jueves reciente, una mujer entrada en años que caminaba fatigosamente
por el vecindario de Reina, echó un vistazo rápido al barco atracado y
los autobuses de la empresa turística oficial Transtur esperando por los
pasajeros para llevarlos a recorrer la ciudad, y dijo: "Esto no ha
solucionado nada".

Pero el taxista Eddy Pérez Ojeda se mostró un poco más optimista. Aunque
el barco debía marcharse al mediodía, dijo que estaba contento. "Es
turismo. ¿Qué otra cosa hay?", preguntó Pérez.

Agregó que desea en vedad que el acercamiento con Estados Unidos salga
adelante y es uno de los que espera que los nuevos vuelos diarios de
American Airlines de Miami a Cienfuegos cambien la ecuación. American
comenzó el servicio con aviones Airbus 319, con capacidad para 144
pasajeros, el 7 de septiembre. Por su parte, Silver Airways planea
comenzar dos vuelos semanales a la ciudad con aviones de 34 pasajeros
desde Fort Lauderdale el 21 de octubre.

"Lo que es importante para mi es que la normalización ayuda a la
comunicación entre las familias", dijo Pérez, dueño de su propio taxi
Lada, que usa para pasear a turistas de otros países. "La parte
económica [del acercamiento] no ha sido importante para mi".

A otros cuentapropistas, como se ha dado en llamar a los trabajadores
independientes, les gustaría conseguir una parte mayor del pastel ahora
que los turistas estadounidenses han comenzado a visitar la ciudad en
números cada vez mayores.

En su página de Internet, Fathom, filial de Carnival Corp. y que
recientemente agregó dos nuevos viajes de otoño a la isla para
complementar su cronograma quincenal, promete: "En Cuba usted participa
en un programa de intercambio cultura que le da la oportunidad de
interactuar personalmente con el pueblo cubano".

Pero algunos cuentapropistas se quejan que el tiempo de que disponen los
visitantes está monopolizado por las actividades organizadas por
Havanatur, una agencia oficial de turismo: un recorrido rápido por los
principales puntos de la ciudad, un recorrido a pie por El Bulevar, el
paseo peatonal donde pueden echar un vistazo a cómo los cubanos compran,
y entonces una escala en una tienda en el Teatro Tomás Terry para una
presentación coral de Los Cantores de Cienfuegos.

Dicen que el itinerario deja poco tiempo a los encuentros personales,
tanto monetarios como sociales, con los cubanos de a pie.

Omar Romero Díaz muchas veces estaciona su carrito con porciones de
pastel con merengue rosado en una calle lateral junto al teatro, que por
lo general es la última escala de los turistas en Cienfuegos antes de
regresar al barco para entonces visitar Santiago de Cuba.

Pero dijo que nunca le ha vendido nada a los visitantes estadounidenses
y que el crucero no le ha significado ningún beneficio. Sus principales
clientes son cubanos, especialmente niños de una escuela cercana.

Es en la escalinata del teatro donde los cuentapropistas tienen la mejor
oportunidad de interacción. Es entonces que los vendedores de maní y
polvorones (un tipo de galletita) se acercan a los turistas cuando
entran al teatro.

"Peanuts, peanuts", pregona Anthony García en inglés. Para él, los
pasajeros del crucero representan un buen negocio. García cobra un peso
convertible (CUC), que vale un poco más de un dólar, por el maní, y
puede ganar entre 20 y 40 CUC diarios. Todo lo necesario para esa venta
le cuesta unos 10 CUC diarios.

Pero los pasajeros del crucero no han llegado a doblar la esquina hasta
Yusi's Art Alliance una galería y taller privada que comparten 15
artistas, ubicada en una vieja casa colonial al otro lado de la calle
donde Romero vende sus dulces.

Yusimi Arias, quien está contratada para ayudar a los aristas a vender
sus obras, dijo que pudieran beneficiarse de los viajeros estadounidenses.

"Pero los guías de turismo no los traen aquí ni a otros talleres
privados. Le dan prioridad a las empresas estatales. Es diferente con
los europeos y los canadienses, quienes de pueden mover por su cuenta",
dijo Arias. "Nos gustaría que el estado y los emprendedores privados
estuvieran más conectados para que todos pudiéramos beneficiarnos".

Yanzel Medina Pérez, un artista de 22 años cuyas pinturas hiperrealistas
se muestran en la galería, dijo que ningún estadounidense le ha comprado
nada. La mayoría de las ventas son a alemanes y otros europeos.

"Todvaía ha pasado muy poco tiempo [desde el reinicio de las relaciones
entre Cuba y Estados Unidos] para hablar de un impacto económico, pero
tengo muchas esperanzas de que beneficiará a los artistas cubanos y al
resto de la población", dijo.

La grabadora cubana Annia Alonso, quien dirige una galería-estudio cerca
del Parque José Martí, ha tenido mejor suerte. "Hoy mostré muchas
cosas", dijo Alonso, quien muestra sólo sus propias obras. "Tuve algunos
del vuelo [estadounidense] y el jueves algunos del crucero".

Pero Alonso es una artista bien establecida y tiene el apoyo de la Unión
Nacional de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), que le envía clientes
potenciales.

Si los guías de turismo lo permiten, los visitantes caminan por la
plaza, dijo Alonso. "Por eso tengo un letrero grande", dijo. "A lo mejor
necesito hacer otro con letras rojas".

José Piñeiro Guardiola es uno de los pioneros de los emprendimientos
privados en Cienfuegos. Durante los últimos 22 años ha dirigido la Finca
Los Colorados, un restaurante y casa privada de cinco habitaciones cerca
de la Playa Rancho Luna.

No ha sido fácil, reconoce, con los cambios en las normas del gobierno y
la actitud hacia el empleo por cuenta propia, así como la batalla diaria
para conseguir lo que necesita para que su negocio funcione.

Pero incluso así ha perseverado. "Estoy en 22 guías de turismo,
internacionales", dijo, y comenzó a contarlas.

Sin embargo, Piñeiro dijo que en vez de alentar a los cuentapropistas,
el gobierno cubano los ve como competidores. "Creo que el gobierno trata
de monopolizar el turismo".

Piñeiro solía hacer fiestas con el tema de Benny Moré en la finca, donde
mezclaba piezas conocidas de Moré con reguetón. Algunas de las fiestas,
que se celebraban en un patio grande en medio de dos bares, atraía a
entre 400 y 500 jóvenes, dijo.

"Pero el gobierno no quería que yo hiciera este tipo de fiestas aquí",
dijo Piñeiro. "Me sugirieron que podía hacer fiestas para unas 50
personas en grupos de turistas".

Como la temporada de verano ha sido difícil, Piñeiro está contento de
que los estadounidenses hayan comenzado a llegar en los vuelos de
American Airlines. "Queremos romper el hielo y abrir nuestros
corazones", dijo. "Naturalmente, todo esto se complica con la política.
Pero es necesario abrirse. Nos llegó la hora".

La claridad sobre la dirección de la apertura con Estados Unidos, dijo,
tendrá que esperar algunos meses, hasta después de las elecciones
estadounidenses.

"La gente en Hillary Clinton la continuación del trabajo de Obama", dijo.

Pero no está seguro qué sucedería con Donald Trump. "Algunas veces dice
que quiere cambiar la relación y es crítico de Obama", dijo Piñeiro,
"pero a veces dice que las cosas son blancas y otras que son negras, así
que no sé. Vamos a tener que esperar a ver, pero el posible que el
pueblo cubano sueñe una nueva relación con Estados Unidos".

Christine Valls, directora regional de ventas de American Airlines para
la Florida, Puerto Rico, el Caribe y el mercado hispano de Estados
Unidos, dice que la aerolínea apoya los esfuerzos de los cuentapropistas
y recibió a un grupo de jóvenes emprendedores este verano en sus
oficinas. Los jóvenes participaban en un programa de capacitación
empresarial de la Universidad Internacional de la Florida llamado
InCubando@FIU

Aunque muchos de los negocios privados son pequeños, tienen un potencial
enorme, dijo Valls.

"Para los que quieren cambio, desarrollar mercados, ahí es donde tienen
que comenzar, con los cuentapropistas", dijo Valls. "Si desarrollamos
relaciones de negocios entre los dos países, los pasajeros subirán a los
aviones".

Source: Emprendedores cienfuegueros esperan que los visitantes de EEUU
impulsen sus negocios | In Cuba Today -
http://www.incubatoday.com/espanol/article102269757.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada