martes, 20 de septiembre de 2016

En qué y cómo se gastarán los 50 millones de dólares de más que los trabajadores aportarán a la Seguridad Social?

¿En qué y cómo se gastarán los 50 millones de dólares de más que los
trabajadores aportarán a la Seguridad Social?
OSMAR LAFFITA ROJAS | La Habana | 20 de Septiembre de 2016 - 09:02 CEST.

El pasado 2 de septiembre, periodista de Juventud Rebelde y Granma
publicaron en dichos rotativos los trabajos titulados "Quienes cobren
más, ganarán más", y "Otros pasos a favor de la redistribución de los
ingresos", en los que abordaron la puesta en vigor de la Resolución
261/2016 del Ministerio de Finanzas y Precios (MFP).

De acuerdo a dicha Resolución, a partir de octubre, como contribución a
la Seguridad Social, a los trabajadores de las empresas estatales que
perciban salarios superiores a los 20 dólares mensuales se le descontará
el 5% del total devengado, y a aquellos cuya remuneración oscile entre
100 y 200 dólares se le aplicará un descuento del 3% por concepto de
ingresos personales y un 5% si dicha cifra supera los 200 dólares.

Las periodistas de Juventud Rebelde y Granma asistieron a la conferencia
de prensa celebrada el 1 de septiembre en la sede del Ministerio de
Trabajo y Seguridad Social (MTSS) en la que la viceministra Meisi Bolaño
Weis, Vladimir Regueiro, director de Ingresos, y Guillermo Sarmiento,
director de Organización del Trabajo y los Salarios, explicaron la
Resolución 261.

En las 1.956 empresas existentes en Cuba, el salario medio, al cierre de
julio, era de 31 dólares mensuales. De ellas, 1.302 empresas pagan
salarios superiores a los 20 dólares mensuales como promedio, 405
empresas lo hacían por encima de los 40 dólares y solo 25 reportaron
salarios por encima de los 100 dólares.

Ante esa realidad, el Gobierno decidió que se continuaran
redistribuyendo los ingresos a partir del Sistema Tributario del país
sobre la base de la equidad de la carga tributaria y la necesidad de
disminuir la participación del Presupuesto del Estado en el
financiamiento de la Seguridad Social. Es por ello que se puso en vigor
la Resolución 261.

No resulta serio que funcionarios gubernamentales, con el apoyo tácito
de la oficialista y vertical Central de Trabajadores de Cuba (CTC),
afirmen que en estos momentos en Cuba existen condiciones económicas
para el pago de esos tributos, cuando ellos saben perfectamente que 20
dólares, con lo elevado del costo de la vida, no alcanzan para nada.

El gran problema es que se parte del presupuesto falso de medir los
incremento de los salarios en pesos cubano (CUP) cuando en la realidad
lo que verdaderamente mide el bienestar de vida es el monto equivalente
que se recibe en CUC, la moneda convertible referente de los precios en
el mercado, tanto minorista como mayorista.

No se le ha dicho a la población que el Estado pasa en estos momentos
por serios problemas de liquidez, por lo cual no puede asumir el pago de
determinados compromisos adquiridos. Para asumirlos, tendría que
imprimir papel moneda con el consiguiente efecto de inflación.

Para este año, para sufragar los gastos de la salud y la educación se
destinaron 763.200.000 dólares. Para 1.696.000 pensionados por edad de
jubilación, o invalidez total, se destinaron 230.400.000 de dólares. De
esa cifra, las empresas aportarán 207.360.000 dólares, lo que representa
el 96%. Pero según los funcionarios del Gobierno y la CTC, dichos
aportes no cubren la totalidad de los gastos, razón por la cual los
52.000.000 de dólares restantes tendrán que abonarlo los trabajadores
con el descuento del 5 y el 3%.

Algo similar se aplica al personal de la salud, educación y la fiscalía.
A ello se le suma el descuento por ingresos personales al medio millón
de personas autorizadas a ejercer la actividad privadas, funcionarios y
trabajadores de las firmas extranjeras, los que laboran en la Zona
Especial de Desarrollo Mariel y funcionarios y personal de servicio de
las misiones diplomáticas acreditadas en La Habana.

En cuanto al destino de lo recaudado por el descuento del 3 y 5% por
concepto de ingresos personales, la resolución señala que se destinará a
los Consejos de Administración Provincial y Municipal.

Esos Consejos, en sus respectivas asambleas, están en la obligación de
rendir cuentas del manejo de esos fondos, que tienen que reflejarse en
el mantenimiento de calles y avenidas, el alumbrado público, el
mantenimiento y conservación de las áreas verdes, la recogida de basura
y escombros. Para ello, se le asignarán a Servicios Comunales los
recursos materiales y humanos para asegurar estas actividades.

Parte de dichos fondos se emplearan en la construcción, mantenimiento y
reparación de casas, edificios multifamiliares, así como de las
instalaciones Deportivas, de Educación y la Salud y otras de interés, de
cada provincia y municipio.

Como la política informativa del régimen está marcada por su opacidad y
secretismo, en las reuniones de la Asamblea Nacional del Poder Popular
que se celebran dos veces en el año es prácticamente nula la información
referente al gasto del presupuesto de la nación.

En las provincias y municipios la situación es aún peor. Los medios
provinciales no informan de los acuerdos en las asambleas del Poder
Popular. La población de esos territorios vive ajena al presupuesto de
que dispone el Poder Popular para ejecutar su trabajo, cuál fue el monto
de dinero por concepto del pago por ingresos personales y cuánto se
destinó a obras, infraestructura y el mejoramiento del entorno de las
ciudades y pueblos.

Source: ¿En qué y cómo se gastarán los 50 millones de dólares de más que
los trabajadores aportarán a la Seguridad Social? | Diario de Cuba -
http://www.diariodecuba.com/cuba/1474277847_25410.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada