sábado, 10 de septiembre de 2016

Los vuelos directos entre Cuba y EEUU requieren mucho más que cambios tecnológicos

Los vuelos directos entre Cuba y EEUU requieren mucho más que cambios
tecnológicos

08 de septiembre de 2016 - 18:09 - Por Iliana Lavastida
El número de turistas que fijan el destino de sus vacaciones en la isla
es cada vez más creciente y es ahí donde se origina el problema crucial
de esta nueva etapa
@IlianaLavastida

Tras el anuncio del proceso de acercamiento entre Cuba y EEUU en
diciembre de 2014, la mayor de las Antillas se convirtió en el destino
del momento.

Desfiles de modas, filmación de películas, cumpleaños de celebridades y
hasta la visita de la familia presidencial estadounidense se
convirtieron en una avalancha indetenible de personalidades del mundo
libre que independientemente de otras motivaciones, sintieron una
curiosidad irresistible por saber qué es y qué pasa en Cuba:
Una isla de la cual hace más de cinco décadas la gente huye a como dé
lugar y se queja de la asfixia de un sistema que secuestra todas las
libertades.
Un lugar donde el talento subyace y se impone por encima de las
limitaciones materiales y florecen artistas, se compone música, se hace
cine, se escriben libros y se forman profesionales de las más diversas
disciplinas aunque después tengan que ganarse la vida de cualquier
manera, sin excluir los diferentes modos de prostitución.
Un país donde por más que se anuncien cambios y el discurso oficial
muestre una aparente disposición para hacerlos, la estructura del poder
gubernamental y político continúa en las cabezas de un grupo que en
promedio supera las ocho décadas de vida.
Sin embargo, o quizás por todas esas razones, quienes nunca han padecido
una realidad similar, experimentan un deseo incontenible de conocer de
cerca a ese animal exótico y prehistórico del Caribe y van a Cuba.

Ahora, con la reanudación de los vuelos regulares tan anunciados y
celebrados, así como con el abaratamiento de los boletos aéreos entre
EEUU y Cuba, además de los famosos y los políticos, el número de
turistas que fijan el destino de sus vacaciones en la isla es cada vez
más creciente y es ahí donde se origina el problema crucial de esta
nueva etapa.

Cuba no está capacitada con una estructura de terminales aéreas, ni un
desarrollo tecnológico que le permita asimilar esa llegada cuantiosa de
viajeros de un solo golpe.

Así lo refleja un artículo publicado el 7 de septiembre en The Wall
Street Journal que cita la opinión emitida por Peter Cerda,
vicepresidente regional de la Asociación Internacional de Transporte
Aéreo, quien ha trabajado con las autoridades cubanas y las líneas
aéreas estadounidenses para concretar la frecuencia de vuelos entre
ambos países. "No va a ser una experiencia fabulosa", reconoció Cerda,
pero no va a ser mala".

A la vez advirtió, "Tarde o temprano, la tecnología que damos por
sentado ahora… tendrá que ser puesta en marcha en Cuba."

Y ese es precisamente el lado flaco que más golpea la eficiencia en el
proceso de recepción de la llegada de viajeros a Cuba. Tal y como lo
describe el mencionado artículo en el portal digital del medio
estadounidense, unido a las demoras para el procesamiento de documentos,
teniendo en cuenta las complejidades de las regulaciones de inmigración
fijadas en la isla.

El resurgir de los viajes entre ambos países, según lo menciona The Wall
Street Journal, parece ser un proceso sin retroceso, para el cual las
aerolíneas están mostrando su mejor disposición y por lo que incluso
están creando mecanismos, como llevar mecánicos y oficiales de seguridad
en la tripulación, así como resguardarse con algunas piezas de repuesto.

El mayor reto a partir de este momento quedará en la parte cubana. Ahora
el pretexto no podrá ser que el país se encuentra aislado ni bloqueado.

Con el incremento de visitas que todavía muchos de este lado del
estrecho critican y consideran incomprensible, todo lo que hasta ahora
constituyó un misterio y sirvió de argumento para justificar políticas
fracasadas en la isla irá quedando al descubierto.

No significa que el contacto con turistas, ni la tecnología de punta, ni
la llegada de personas de libre pensamiento provocarán en Cuba de
repente los cambios que la creciente lucha opositora no ha logrado. Sin
embargo, lo que sí resulta innegable es que para la entrada de dólares a
la que el viejo sistema no puede resistirse, con la afluencia cada vez
mayor de vuelos, no sólo serán adelantos tecnológicos los que se
impongan como necesidad en ese país al que sus gobernantes han
pretendido mantener estancado en el tiempo.

Source: Los vuelos directos entre Cuba y EEUU requieren mucho más que
cambios tecnológicos | Cuba -
http://www.diariolasamericas.com/america-latina/los-vuelos-directos-cuba-y-eeuu-requieren-mucho-mas-que-cambios-tecnologicos-n4102465

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada