lunes, 5 de diciembre de 2016

Manual para invertir en Cuba

Manual para invertir en Cuba
@rvilasanjuan
Europa debe convertirse en el aliado estratégico que necesita el país
para desarrollarse
RAFAEL VILASANJUAN
Periodista
DOMINGO, 4 DE DICIEMBRE DEL 2016 - 19:40 CET

Hasta ahora sabíamos que en el enfrentamiento de dos mundos opuestos
todos vivían relativamente bien. Ahora que los funerales se han llevado
al comandante ese pasado debería transformarse también en cenizas. El
país inicia un camino que no sabemos si será para mejor o no, pero
podemos ayudar.

En un arranque ético que desconocemos si aplicará igual a Rusia, Angola
o Egipto, Donald Trump anuncia que revocará los acuerdos si Cuba no
cuida mejor al pueblo cubano. Ante la torpeza de quien todavía no ha
entendido que a Fidel le mantenía el embargo, Europa debería iniciar una
alianza y arrancar un modelo de cooperación real que además haga
entender al dirigente americano que estamos en las antípodas. No se
trata de abrir pozos, despachar material médico o abrir escuelas ¿Cómo
enviar cooperantes a un país donde los ingenieros, los médicos y los
maestros ya están bien formados? La propuesta no es una mera
transferencia de recursos. Se trata de invertir. Pero ojo, nada que ver
con el acoso para mutar el paisaje del malecón de La Habana en
rascacielos plagados de luces y mal gusto.

Cuba es el lugar donde ahora hay que dar un paso si no queremos luego
lamentarnos. La sensación de que la isla está en venta y el capital
privado puede acabar invadiéndola es una amenaza. En una economía que
cuando funciona lo hace a trompicones, como los coches desvencijados que
circulan por la isla, la tentación es enorme. Energía, infraestructuras,
telefonía, turismo y tantas otras áreas están por hacer, pero pensar en
términos de subasta es un error. Cuba es pobre, pero tiene una clase
media formada y mucho que enseñar. En sanidad, por ejemplo, ha
conseguido una esperanza de vida mejor que EEUU y buena parte de los
países europeos. Allí se considera un derecho humano. Pero gastan 11
veces menos por habitante que EEUU y seis veces menos que España ¿No
vale la pena conocer el modelo? Sin material de última tecnología, los
cubanos han innovado en un sistema de atención primaria que no deja a
nadie fuera. Al menos una vez al año un médico de cabecera llama a la
puerta de todos los cubanos. No le saca muestras de sangre ni lleva
rayos X, pero analiza el entorno social, pregunta por el trabajo, el
ánimo o el entorno y previene enfermedades. Con inversión, este modelo
innovador podría trasladarse a países con recursos escasos y alcanzar la
promesa de cubertura universal para los mas vulnerables.

Otras áreas como la biotecnología, la ingeniería, la agricultura de alta
productividad o la creación cultural están preparadas para competir
fuera de la isla. Para pasar del modelo artesano de un economía pobre a
convertirse en el motor de un país nuevo requieren inversión. Ese es el
camino que se abre. Con su torpeza para entenderlo, Trump pierde el
liderazgo y abre la puerta a Europa, que debería coger el testigo y
convertirse en el aliado estratégico que necesita Cuba para
desarrollarse. El manual es muy claro: hay que Invertir, pero apostando
en sus valores.

Source: Rafael Vilasanjuan: Manual para invertir en Cuba -
http://www.elperiodico.com/es/noticias/opinion/rafael-vilasanjuan-manual-invertir-cuba-5671230

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada