jueves, 22 de junio de 2017

La moda clandestina

La moda clandestina
Los tatuadores cubanos trabajan en un limbo legal y asumiendo grandes
riesgos
Jueves, junio 22, 2017 | Osniel Carmona y Alejandro Hernández

LA HABANA, Cuba.- Los tatuajes se ven cada vez más en la piel de los
cubanos. Su auge, así como la diversidad y complejidad de los diseños,
coinciden artistas de este género, son el resultado del boom turístico
que experimenta la Mayor de las Antillas.

Sin embargo, necesitaron de unos veinte años para ganar un espacio como
elemento complementario y casi infaltable en la concepción de moda de
los cubanos, quienes los aceptan y emplean con una efervescencia similar
a la que los lleva a poner en usanza un determinado modelo de pantalón o
zapatos.

"Hoy la gente prefiere diseños realistas pero mañana los quiere
abstractos, de la misma forma que temporalmente le gusta un par de tenis
más que otro. Ahora mismo la mayoría se inclina por vestir ropas
ripiadas y mostrar tatuajes bien coloridos", comenta Marcel Terrero,
artista de Estudio Forever Tattoo.

Terrero, quien lleva más de diez años grabando la piel, explica que el
tatuaje en Cuba vive una acelerada metamorfosis que, si bien no termina
de liberar ese arte de los estereotipos negativos que le han endilgado,
permite que a ya sea visto como una manifestación cultural.

En esa evolución, ilustra el artista, perdió fuerza el uso de marcas
alegóricas tales como los tres puntos en la parte superior de la mano,
entre el pulgar y el índice, en alusión a practicar o simpatizar con el
proxenetismo; los cinco puntos en la misma parte de la mano simbolizando
pertenecer a pandillas u otros grupos criminales; o las lágrimas bajo
los ojos cuyo significado vincula el número de lágrimas con la cantidad
de personas asesinadas por el portador del tatuaje, o la intención de
llevar a cabo un hecho de semejante magnitud.

"Fundamentalmente se lo hacían los jóvenes, muchos ni sabían el
significado. Escogían estas marcas porque eran pequeñas y porque querían
demostrar algo que no eran pero que fue, o es, signo de una hombría
extrema; además, porque se trataba de algo tan clandestino como la
aceptación social de los tatuajes", dijo Terrero.

Salvo en zonas de interés específico para el gobierno, en Cuba se
permite practicar el arte sin necesidad de obtener un permiso. No
obstante, cuando los artistas deciden cobrar por sus realizaciones, se
vuelve una actividad comercial que sí requiere de una licencia operativa
o de afiliarse a una de las empresas del Ministerio de Cultura.

A lo largo de los años esta ha sido una de las principales barreras a
sortear, principalmente, por los artistas callejeros. Sin embargo, los
tatuadores son una rara excepción de la regla, máxime cuando el gobierno
de la isla insiste en controlar minuciosamente el desarrollo del trabajo
por cuenta propia.

"Nosotros estamos en un limbo, no existe una figura aprobada para que
funcionemos pero tampoco nadie se mete en lo que hacemos. No nos
inspeccionan o nos piden pagar al fisco", comentó Maykel Fernández
Pérez, que posee un pequeño estudio en el municipio Arroyo Naranjo.

La no regularización de medidas higiénicas para el funcionamiento de los
estudios de tatuajes es otro de los tópicos que marcha al libre albedrío.

Preocupado, Fernández comenta que las autoridades demuestran una
desatención total por el tema, dejando a la conciencia de los tatuadores
las medidas necesarias para la práctica de un oficio muy riesgoso en lo
referente a sanidad.

"Se ha visto quien recicla las agujas. También se conocen casos de
personas que por esa causa se contagiaron de enfermedades como el VIH y
la hepatitis", señaló Fernández.

Ailet Duarte Martínez, una de los dos dueños del famoso estudio habanero
La Marca, destacó que el Ministerio de Salud Pública (MINSAP) debería
implementar políticas educativas y legislativas que fomenten la
responsabilidad higiénica en la creciente masa de personas que
encuentran en tatuar una manera de supervivencia.

Desde su perspectiva, Duarte opinó que los problemas higiénicos que
existen en numerosos estudios son una derivación de las dificultades que
sufren los artistas para obtener herramientas, implementos y medicinas
de tipo antibióticas y analgésicos

Un artista del tatuaje que prefirió omitir su identidad, al respecto
dijo que "si en las mismas instituciones médicas escasean los guantes,
gasas, algodones y medicinas", para ellos "se hace doblemente difícil y
caro conseguir estos elementos. A eso se añade que en el país no se
venden las agujas que se emplean para tatuar".

Entre dolor, tintas y símbolos, un negocio de alto rendimiento

En un país donde para comprarse unos jeans de marca nada popular se
necesita trabajar al menos dos meses, de acorde al salario estatal, no
se quedan detrás las frioleras que piden los estudios de tatuajes para
llevar la dolorosa moda hasta el cuerpo de los clientes.

Una "pincha" —así se conoce en lenguaje coloquial a los tatuajes— de
siete centímetros bien medidos por su ejecutor puede costar más de 50
CUC en correspondencia con el nivel de complejidad del trabajo y la
cantidad de material que requiera.

Según Omar Ernesto Ramírez, artista del Saavedra Tattoo, en el estudio
donde trabaja se atiende a más de diez personas diarias, generando
ingresos netos que habitualmente rebasan los 500 CUC.

"Quien viene a un estudio de calidad quiere un tatuaje de calidad",
apuntó Ramírez, que para explicar el contexto en se fijan los costos de
los diseños reitera que las máquinas y tintas que se emplean solo se
pueden comprar en el extranjero.

"Una máquina cuesta más de 200 dólares, pero un frasco de tinta de 50
mililitros no baja de los 25 dólares y se necesitan más de 20. Es una
inversión muy grande a la que tiene que sumársele otros implementos y
las condiciones que se le dan al estudio para que los clientes
encuentren confort", dijo.

Source: La moda clandestina CubanetCubanet -
https://www.cubanet.org/actualidad-destacados/la-moda-clandestina/

Socialismo próspero o Estado corporativo fascista?

¿Socialismo próspero o Estado corporativo fascista?
El régimen fabrica 'políticos' y 'comerciantes' a partir de soldados
Jueves, junio 22, 2017 | Alberto Méndez Castelló

LAS TUNAS, Cuba.- "Provocarán daños humanos y privaciones, afectarán a
las familias cubanas. Traerán daños económicos no sólo a las empresas
estatales en Cuba, sino también a las cooperativas y dañarán
especialmente a los trabajadores por cuenta propia o privados", dijo
este lunes el ministro de Relaciones Exteriores Bruno Rodríguez
Parrilla, en conferencia de prensa desde Viena, Austria, a propósito de
la nueva política del presidente Donald Trump respecto a Cuba.

Como la directiva del presidente Trump contempla excepciones para
expandir las telecomunicaciones, Internet, continuar con la exportación
de productos agrícolas, medicamentos, dispositivos médicos, los viajes
familiares, el envío de remesas, los vuelos regulares a Cuba, las
operaciones de cruceros y las transacciones relacionadas con las rentas
de habitaciones en casas particulares, donde los estadounidenses pueden
venir y hospedarse según doce categorías de viajeros, cabe preguntarse:
¿Por qué las nuevas directivas del presidente Donald Trump respecto a
Cuba "provocarán daños humanos y privaciones, afectaran a las familias
cubanas y dañarán especialmente a los trabajadores por cuenta propia o
privados?", a decir del señor Rodríguez Parrilla.

"¿A qué sindicato usted pertenece?", pregunté ayer a un dependiente de
una Tienda Recaudadora de Divisas (TRD).

"Al de trabajadores civiles de las FAR (Fuerzas Armadas
Revolucionarias)", dijo el dependiente.

De un extremo a otro de Cuba, cualquiera puede repetir la pregunta y
recibirá la misma respuesta de los empleados de las TRD: "pertenecemos
al sindicado de trabajadores civiles de las FAR".

En pleno siglo XXI, el régimen castrista, que preconiza un "socialismo
próspero y sostenible" en realidad opera cual Estado Corporativo, la
doctrina puesta en práctica por Benito Mussolini entre los años 20 y 30
del siglo pasado y que, en esencia, es la subordinación del individuo al
Estado, que sustituye los principios de libertad por los de autoridad,
dotando al Estado de omnipotencia al proveer de fuentes de
financiamiento a las instituciones que lo sustentan.

"La libertad de una democracia no está a salvo si la gente tolera el
crecimiento del poder en manos privadas hasta el punto de que se
convierta en algo más fuerte que el Estado democrático. Eso, en esencia,
es el fascismo, la propiedad del Estado por parte de un individuo, de un
grupo o de cualquier otro que controle el poder," dijo Franklin D.
Roosevelt, dirigiéndose al Congreso de Estados Unidos el 29 de abril de
1938.

Más cercano en el tiempo, en 1961, en su discurso de despedida a la
nación, Dwight D. Eisenhower hizo ver a los estadounidenses "la
necesidad de mantener balance entre la economía privada y pública y
entre el costo y la expectativa de ventajas".

Pero Barack Obama, más preocupado por el legado personal, que ya a
galope se transforma de herencia en deuda histórica, no fue lo
suficientemente profundo a sus antecesores, antes de acercarse a los
castristas.

Cuando en 1961 Eisenhower se despidió de los estadounidenses como su
presidente, todavía frescas estaban en su memoria las multitudes a los
pies de Mussolini y de Hitler, y como para que no olvidara esas
imágenes, a sólo 90 millas de Estados Unidos, en Cuba, otras multitudes
aplaudían a Fidel Castro en lo que Franklin D. Roosevelt conceptuó de
forma lapidaria: "La libertad de una democracia no está a salvo si la
gente tolera el crecimiento del poder en manos privadas hasta el punto
de que se convierta en algo más fuerte que el estado democrático".

Fidel Castro, como si Cuba fuera la prolongación de una propiedad
privada y no una nación, gobernó por decreto desde 1959 hasta 1976,
cuando, sin urnas, se hizo elegir. Ya Fidel Castro murió, pero nada ha
cambiado, ni cambiará, porque a decir de Franklin D. Roosevelt, Cuba es
"propiedad del Estado por parte de un individuo, de un grupo o de
cualquier otro que controle el poder."

Ese individuo primero se llamó Fidel Castro, luego Raúl Castro, y
después vendrá otro individuo del cual poco importa el nombre, en tanto
forme parte del Partido Comunista, el grupo que "controle el poder".

Salvo honrosas excepciones, más que el control del Partido Comunista,
los cubanos toleraron —toleran— el castrismo, esto es, el régimen
militar que desde 1959 gobierna en Cuba.

El concepto de militarismo es aceptado cuando en el gobierno de un
Estado predomina la clase o casta militar insertada en las posiciones
más encumbradas. En Cuba hoy el militarismo está más a la vista que
nunca en su historia.

En Cuba, la Ley Orgánica del Ejército del 27 de enero de 1942, disponía
que sólo cuatro generales de brigada compondrían su jefatura, y uno de
ellos, elegido por el Presidente de la República, con rango transitorio
de mayor general, luciría tres estrellas mientras estuviera al frente
del Estado Mayor.

Por estos días se cumplen 28 años del juicio y posterior fusilamiento
del general Arnaldo Ochoa Sánchez, cuyo preámbulo, entre el 25 y 26 de
junio de 1989, fue un "tribunal de honor", compuesto por 45 generales y
dos almirantes.

Precisamente durante el proceso del general Ochoa y demás acusados,
Fidel Castro dijo que sólo en las Fuerzas Armadas Revolucionarias el
país gastaba "¡más de mil millones!" de dólares, y "no he contado los
cientos de millones que el país gasta en el Ministerio del Interior",
aseguró el entonces Comandante en Jefe.

Todo ese dinero la Unión Soviética se lo proporcionaba a los militares
cubanos a cambio de tener una posición a sólo 90 millas de Estados
Unidos. Quebrado el campo socialista, aún antes del derrumbe pero ya
previéndolo, los militares cubanos crearon su "Estado corporativo".

Pero aunque resulte una paradoja, sólo de las arcas capitalistas de
Estados Unidos podían provenir los millones que antes fluyeron de Moscú.
Sólo era cuestión de esperar, aunque no con los brazos cruzados. Con el
departamento MC, adscrito a la DGI (Dirección General de Inteligencia),
a las órdenes del luego fusilado coronel Antonio de la Guardia, a través
de Panamá los militares cubanos burlaron el embargo estadounidense al
punto de conseguir hasta spray lacrimógenos y esposas Made in USA para
la policía.

Después Fidel Castro conseguiría a Hugo Chávez y con él el petróleo de
Venezuela. Pero eso no era suficiente: faltaban los granjeros y los
turistas de Estados Unidos, y llegó Barack Obama a la presidencia de
Estados unidos cayéndole a los castristas como agua venida del cielo:
dándolo todo sin pedir nada.

Tiene razón el señor Bruno Rodríguez Parrilla cuando dijo: "provocaran
daños humanos y privaciones, afectaran a las familias cubanas. Traerán
daños económicos no sólo a las empresas estatales en Cuba, sino también
a las cooperativas y dañaran especialmente a los trabajadores por cuenta
propia o privados", sólo que al ministro Bruno Rodríguez le faltó
decir: Pero esta vez no por el embargo, los estadounidense quieren
comerciar con Cuba; ahora el bloqueo es el de los militares cubanos, que
a toda costa se niegan a permanecer en sus cuarteles y a como dé lugar
quieren proseguir haciendo de políticos y comerciantes en lugar de soldados.

Source: ¿Socialismo próspero o Estado corporativo fascista?
CubanetCubanet -
https://www.cubanet.org/opiniones/socialismo-prospero-o-estado-corporativo-fascista/

Venezuela tiene el salario mínimo más bajo de Latinoamérica, después de Cuba

Venezuela tiene el salario mínimo más bajo de Latinoamérica, después de Cuba
Según un estudio publicado por la organización Cedice Libertad
Jueves, junio 22, 2017 | CubaNet

MIAMI, Estados Unidos.- Luego de que Nicolás Maduro decretase el aumento
del salario mínimo de Venezuela en un 60%, el país sigue teniendo uno de
los más bajos de Latinoamérica, según publica la organización Cedice
Libertad en un estudio.

Cedice Libertad afirma que el salario mínimo venezolano, de unos 65 mil
bolívares al mes, no alcanza para cubrir las necesidades básicas.

Según Maduro, los 65 mil Bolívares se traducen en 6500 dólares al mes,
pero esto es utilizando el cambio preferencial ficticio de 10 Bolívares
por dólar. La tasa de cambio del mecanismo de Divisas complementarias,
en cambio, reduce esta cantidad a 90 dólares al mes (tres dólares por día).

Esta cifra ubica a Venezuela solamente por detrás de Cuba en este
sentido. En la isla caribeña el salario promedio es de unos 20 dólares
mensuales.

Source: Venezuela tiene el salario mínimo más bajo de Latinoamérica,
después de Cuba CubanetCubanet -
https://www.cubanet.org/noticias/venezuela-tiene-el-salario-minimo-mas-bajo-de-latinoamerica-despues-de-cuba/

Elliott Abrams: Has Trump Made the Right Move in Cuba?

Elliott Abrams: Has Trump Made the Right Move in Cuba?
Elliott Abrams, Newsweek • June 22,
This article first appeared on the Council on Foreign Relations site.

Congratulations to President Trump for a serious (though not total)
reversal of the terrible Obama policy toward Cuba.

Why? Because the Obama policy was values-free, granting all sorts of
advantages to the Castro regime in exchange for nothing.

That was no bargained-for exchange, winning more freedom for the Cuban
people. Instead it was a prime example of Obama's ideological politics,
abandoning decades of American policy that he thought right-wing or
old-fashioned and wrong and in the process strengthening the vicious
Castro regime and paying little attention to the people of the island.

In the years since Obama acted, human rights in Cuba have gotten worse.
If Obama's approach was an experiment, it has failed. Human Rights
Watch's World Report 2016 said this of Cuba:

The Cuban government continues to repress dissent and discourage public
criticism. It now relies less on long-term prison sentences to punish
its critics, but short-term arbitrary arrests of human rights defenders,
independent journalists, and others have increased dramatically in
recent years.

The Miami Herald's lead analyst on Latin America, Andres Oppenheimer,
wrote this in July 2016:

One year after Cuba reopened its embassy in Washington on July 20, 2015,
Cuba's human rights situation is much worse. It's time for Latin America
and the U.S. to stop clapping, and demand that Cuba's dictatorship start
allowing fundamental freedoms
On the first anniversary since Cuba reopened its embassy in Washington,
D.C., one thing is clear: The reestablishment of U.S.-Cuban diplomatic
ties — which I have cautiously supported in this column — has not helped
improve by one iota Cuba's human rights situation. On the contrary,
human rights abuses have worsened.

That's a fair epitaph for the Obama policy: it made human rights in Cuba
worse. And that is why it was politically sensible and morally right to
end it.

Trump is maintaining diplomatic relations and allowing flights and
cruise ships to Cuba, but trying to end the phony individual beach
gambols that masquerade as something more serious. And he is ending the
bonanza for the Cuban military, which owns most of Cuba's tourist industry.

The overall effect of Trump's moves is logically to push Americans
toward group visits that have a serious purpose beyond tourism, and
toward individual Cuban economic efforts like Air BnB accommodations,
rooms in private homes, and small private restaurants—all of which help
the Cuban people.

And if the regime is caught between the people's desire for economic
progress and the end of Obama's foolish policy, perhaps this will push
Castro to allowing even more private economic activity.

Hats off to Senator Marco Rubio, a key architect of the new policy whose
pressure on the Trump administration has now put human rights in Cuba
right back at the heart of U.S. policy. And to the President, who made
the right decision just a few months into his administration.

Elliott Abrams is senior fellow for Middle Eastern studies at the
Council on Foreign Relations (CFR) in Washington, DC. He served as
deputy assistant to the president and deputy national security advisor
in the administration of President George W. Bush, where he supervised
U.S. policy in the Middle East for the White House.

Source: Elliott Abrams: Has Trump Made the Right Move in Cuba? -
https://www.yahoo.com/news/elliott-abrams-trump-made-move-145325141.html

Donald Trump confía en que llegará a un acuerdo 'justo' con La Habana

Donald Trump confía en que llegará a un acuerdo 'justo' con La Habana
AGENCIAS | Washington | 22 de Junio de 2017 - 11:46 CEST.

El presidente de EEUU, Donald Trump, confió en poder llegar a un acuerdo
"justo" con el Gobierno cubano, aunque al mismo tiempo prometió que se
mantendrá firme ante la "opresión comunista" en ese país.

"EEUU se mantendrá firme contra la opresión comunista. Haremos un
acuerdo mucho mejor", dijo Trump durante un largo discurso en un mitin
en Cedar Rapids (Iowa), reportó EFE.

"Lo cierto es que el acuerdo (que el expresidente estadounidense, Barack
Obama, negoció) con (el Gobierno de) Cuba es un mal acuerdo,
probablemente haremos un acuerdo mejor, o quizá no. Si hacemos un
acuerdo será un acuerdo justo y bueno para nosotros, no una concesión
unilateral", agregó el mandatario.

Trump se pronunció así menos de una semana después de anunciar desde
Miami que prohibiría la gran mayoría de transacciones de EEUU con las
Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) y restringiría el tipo de viajes
que los estadounidenses pueden realizar a la Isla.

Esas medidas buscan castigar al Gobierno de Raúl Castro, dado que el
Ejército controla buena parte de los hoteles y el comercio minorista en
la Isla, pero, según expertos, el cambio puede perjudicar también a la
industria turística estadounidense y al pequeño sector de empresarios
independientes de Cuba.

Además, Trump ha expresado su respaldo al embargo
comercial estadounidense a La Habana y ha condicionado su voluntad de
negociar con el régimen a que dé "pasos concretos" hacia la celebración
de "elecciones libres" y la liberación de "presos políticos", contra lo
cual ha arremetido el Gobierno de Raúl Castro.

Trump se quejó el miércoles, en una aparente referencia a las críticas
que ha recibido de la oposición demócrata y otros sectores en EEUU, de
que Obama "podía hacer acuerdos con (el Gobierno de) Cuba, (que) mata a
miles de personas, (mete a) gente en la cárcel, (es) horrible con las
mujeres", y también con Irán, cuyo Gobierno es "brutal".

"Pero luego dicen que es Donald Trump el que es un ser humano terrible.
Es increíble", indicó el mandatario.

Source: Donald Trump confía en que llegará a un acuerdo 'justo' con La
Habana | Diario de Cuba -
http://www.diariodecuba.com/cuba/1498124793_32039.html

Forbes: 'Las nuevas medidas de Trump desconciertan a empresarios y analistas'

Forbes: 'Las nuevas medidas de Trump desconciertan a empresarios y
analistas'
DDC | Nueva York | 21 de Junio de 2017 - 23:31 CEST.

La nueva orden ejecutiva sobre las relaciones con La Habana firmada por
el presidente de EEUU, Donald Trump, "no es una cancelación" de la
política anterior de su predecesor Barack Obama, por lo que según la
revista Forbes el asunto es "poco claro" tanto para analistas como para
empresarios.

"Operadores turísticos y empresas de viajes están en el limbo", apunta
la publicación.

De acuerdo con Julia Sweig, investigadora principal y experta en el tema
Cuba en la Universidad de Texas, "hay un millón de contradicciones" en
la orden de Trump.

"No hay política ni coherencia legal con lo que han anunciado", añade.

Forbes señala que algunas empresas de EEUU (como operadores turísticos,
cruceros y compañías aéreas) podrán seguir operando en la Isla y
enfatiza que los estadounidenses podrán seguir comprando "ron y puros"
(dos cosas que se habían conseguido con el deshielo iniciado por Obama).
Sin embargo, tendrán que saber cuáles negocios pertenecen a los militares.

"El grupo estatal de turismo Gaviota es propiedad del ejército cubano y
posee la mayor parte de la infraestructura turística de la Isla.
Entonces a los estadounidenses no se les permitirá quedarse en hoteles
cubanos, tomar autobuses cubanos o alquilar autos", apunta Marguerite
Fitzgerald, socia de la oficina de Miami del Boston Consulting Group en
Miami.

"Supongo que la gente de Trump publicará un mapa de Cuba con todos los
lugares en que los estadounidenses no podrán ir a comprar una botella de
agua, o a dormir, etc.", añade Sweig.

Según Jennine Cohen, directora general para las Américas en Geographic
Expeditions (GeoEx), con sede en San Francisco, que ha operado tours a
Cuba durante 17 años, "queda por ver qué compañías de viajes, líneas de
cruceros y proveedores de viajes podrán navegar con éxito de acuerdo con
las nuevas regulaciones y cuáles cesarán sus operaciones en Cuba".

"GeoEx trabaja con pequeños hosteleros que no tienen conexión con el
ejército cubano y no deberían verse afectada", afirma.

A largo plazo, dice Cohen, "como hemos operado con éxito viajes y
salidas desde el año 2000, nos hemos adherido a las políticas cambiantes
del Gobierno de Estados Unidos y su aplicación a lo largo del tiempo y
continuaremos haciéndolo".

Sweig, por su parte, desea que "cuando los reguladores traten de
escribir las nuevas regulaciones de Trump, se atasquen".

De acuerdo con la Oficina para el Control de Activos Extranjeros del
Departamento del Tesoro (OFAC), los cambios específicos en la política
de Washington hacia La Habana no entrarán en vigor hasta "los próximos
meses".

Empresarios cubanoamericanos han manifestado una sensación de alivio y
también cautela tras el anuncio del presidente el pasado viernes.

Después de la firma de Trump de esta nueva política hacia La Habana, los
Departamentos del Tesoro y Comercio a iniciar el proceso de emisión de
nuevas regulaciones en los próximos 30 días. Estos cambios no tendrán
efecto hasta que los departamentos hayan finalizado sus nuevas
regulaciones, un proceso que puede tardar varios meses.

Source: Forbes: 'Las nuevas medidas de Trump desconciertan a empresarios
y analistas' | Diario de Cuba -
http://www.diariodecuba.com/cuba/1498080695_32031.html

Alex Castro pasea por las tiendas del Manzana Kempinski

Alex Castro pasea por las tiendas del Manzana Kempinski
DDC | La Habana | 21 de Junio de 2017 - 19:12 CEST.

El fotógrafo Alex Castro, uno de los hijos del difunto dictador Fidel
Castro, fue visto en una de las tiendas del hotel de lujo Manzana Kempinski.

En un vídeo grabado por un joven que se hace llamar Paparazzi Cubano y
difundido por la web CiberCuba, se ve en el minuto 14:28 a Castro
(segundo hijo del fallecido dictador con Dalia Soto del Valle) mientras
mira los precios de gafas de sol en una tienda de la firma Mango.

Esta semana la compañía catalana anunció la apertura de ese local en las
galerías del hotel Kempinski, junto a establecimientos de marcas
como Gucci o Versace, que venden sus productos a precios inaccesibles
para los cubanos (cuyo salario medio ronda los 24 dólares al mes).

Además de la galería de tiendas de lujo, el hotel que es administrado
por los militares cubanos y por Kempinski tiene 246 habitaciones (de
ellas 196 estándar y 50 suites), una piscina en la azotea, un spa,
bares, restaurantes y gimnasios.

Source: Alex Castro pasea por las tiendas del Manzana Kempinski | Diario
de Cuba - http://www.diariodecuba.com/cuba/1498065142_32024.html

Trump, Obama and subjugated Cubans

Editorial: Trump, Obama and subjugated Cubans
DDC | Madrid | 22 de Junio de 2017 - 14:21 CEST.

Cuba's official television aired Donald Trump's recent appearance at the
Manuel Artime Theater in Miami. That makes two speeches by US presidents
that Cubans on the Island have been able to watch recently.

In March of 2016, at his appearance in Havana, Barack Obama proposed a
policy based on the creation of opportunities, with an emphasis on the
empowerment of entrepreneurs. Brimming with optimism, Obama expressed
his belief that economic liberalization would spawn the democratization
of Cuban society – despite the examples of China and Vietnam. His words
sparked widespread popular support. At the same time, human rights
violations increased, and the military elite, now converted into a
business group, exploited the new scenario.

Barack Obama underestimated the degree to which independent
entrepreneurs are subjugated by the regime, and the military elite
stifles any kind of economic competition. With unintended effects, his
policy of empowerment ended up actually abetting the oppressors.

Donald Trump, on the other hand, has just announced that he will be
relentless against this elite. His coercive turn in this regard is the
right move, but he has failed to generate broad support for it in the
US. And his speech at the Manuel Artime theater, rife with electoral
rhetoric, generated a counterproductive image for a people tired of the
confrontational gestures.

Those who advise the US president ought to take better advantage of the
Castro regime's calculated decision to televise his speeches. Trump
should not only send a clear message to Cuban exiles in Miami, but also
to the several million Cubans on the Island who can see him.

Source: Editorial: Trump, Obama and subjugated Cubans | Diario de Cuba -
http://www.diariodecuba.com/cuba/1498134062_32050.html

The true face of GAESA in Havana's Historic Quarter

The true face of GAESA in Havana's Historic Quarter
ROLANDO MARTÍNEZ | La Habana | 22 de Junio de 2017 - 11:27 CEST.

"What has the change from Habaguanex to GAESA been like?"

"Disastrous."

"Why?"

"Because the military management is inept. They demand too much and want
to intimidate us. Imagine: if you refuse to work with them, or ask for
leave, they threaten to seize your passport for a year."

So says Roberto, 41, a founded clerk at Habaguanex S.A. He says that
they worked very hard in the Historic Center. "We built something that
we can touch with our hands. We don't need repressors, but better salaries."

Almost a year after a commercial conglomerate of the Havana Historian's
Office was absorbed by the military consortium GAESA, many workers at
the 20 hotels, 56 bars and cafes, 39 restaurants and more than 200 shops
- among them boutiques, perfumeries, florists, pharmacies, opticians,
jewelers, liquor stores and food establishments - feel uncomfortable
with their new bosses, and some are even considering leaving the entity.

"They are so bungling," says Osmani, a 38-year-old worker, "that the new
management of the Santa Isabel hostel in the Plaza de Armas closed the
service entrance, so maintenance and other employees now have to pass
through the lobby on their way to their jobs."

"Eusebio [Leal] made arrangements with families so that they could
manage some hostels and businesses, an experiment that yielded excellent
results," says Mikhail, a 43-year-old custodian. "But at the Hostal
Valencia, for example, Gaviota already fired them."

"Now there are more shortages than before," says Yoslaine, 32, a cashier
at a grocery store. "There is also apathy, a lack of staff, and fewer
searches. There are long lines to pay, and the bosses couldn't care less
if the customers complain."

Even at the Puerto Carenas building, an entity that was not transferred
to GAESA, but is headed up by a brigade general, those in charge of the
restoration complain about a lack of materials and their bosses'
ignorance: "Instead of importing the required materials, we are ordered
to use common sand and cement, or any old pigment to restore frescos
that are more than 300 years old," says worker Carlos, age 48.

The vast majority of those consulted believe that "the lesser evil"
would be for civilians to run the commercial conglomerate again, and for
the General Controller of the Republic to do its work, tackling
corruption. "The disaster of the paramilitary economy was demonstrated
in the change from Habaguanex to GAESA," said one of them.

Cement, brick and corruption: the background of the military "occupation"

At the beginning of the 'rescue' of the Historic Quarter —Carlos
recalled— three construction companies were created: Puerto Carenas,
Restauradora del Malecón and Restauradora de Monumentos. The latter was
overseen by the architect Perla Rosales Aguirreurreta, Eusebio Leal's
second-in-command today.

Years later the three companies were merged under the name Puerto
Carenas, headed by Rogelio Milián Lária, a former member of the Unión de
Empresas Constructoras Caribe (UNECA), which in mid-2012 was embroiled
in a major corruption scandal. Among other shady dealings, Milián
charged commissions for the purchase of construction materials from a
Spanish supplier (his son-in-law).

Milián was replaced by Brigadier General Conrado Echeverría, former head
of the General Staff of the Matanzas military region, who later headed
up a housing program for FAR (Armed Forces) officers attached to GAESA's
Unión de Construcciones Militares (UCM).

The militarization of Puerto Carenas did not prevent corruption.
Instead, it prompted the exodus of a number of skilled workers to
non-agricultural cooperatives, where they reportedly receive "better
incentives."

Jorge, a 58-year-old freelance civil engineer, says that in the Historic
Center tenders are awarded to "construction cooperatives." The
professionals who run them operate as figureheads for some bigwigs who
benefit from the profits from these contracts. "Perla Rosales —daughter
of General Ulises Rosales del Toro— is part of that 'gallery'," he says.

Once upon a time in Habaguanex

The festival of corruption at the Office of the Historian reached its
peak "when Meici Weiss rose from the administrator of the Hotel Ambos
Mundos to the general manager of Habaguanex S.A.," says a 62-year-old
former worker at the conglomerate, who requested anonymity and said she
had been a "victim of said administration."

Weiss set up a bureaucratic model that functioned as a criminal
organization and "crushed" employees who refused to get involved in the
"shenanigans." The manager surrounded himself with subordinates that
many called "the untouchables." The bosses enjoyed impunity as they sold
their influence for personal gain, and obtained Schengen visas.

According to previous investigations, in mid-2012 Yoagniel Pérez Ramos,
then manager of the Cervecería Factoría, located in the Plaza Vieja of
the Historic Centre, was arrested right out on the street on suspicion
of "illicit enrichment", among other crimes, unleashing a wave of
arrests that rolled through other divisions of Habaguanex.

Weiss and his entourage were dismissed and subjected to investigations
by the General Controller of the Republic and the Criminal
Investigations Division (DIC). "But shit was found at levels so high
that the process had to be swept under the rug," according to an auditor
who asked not to be identified.

An old case was immediately dusted off against Yoagniel Pérez, for
embezzlement, after the carrying out of an audit - four years earlier -
at the facilities of Habaguanex S.A. (the former military headquarters
of San Ambrosio), where he was second in command.

According to Ruling number 47 of 2014, issued by the People's Provincial
Court of Havana, in case 214/2013, Yoagniel was prosecuted for the crime
of bribery, for paying to obtain a dismissal of the case based on a
"lack of evidence" in case 635/2008.

The lawyers bribed with payments of between 2.000 and 200 CUC, other
favors, and gifts at Factoría, were Osvaldo Fernández Guerra, deputy
director of the Dirección de Bufetes Colectivos (Directorate of
Collective Law Firms) in the capital; Lucía Pérez Fernández, provincial
coordinator of the Centro de Desarrollo de Bufetes Colectivos (Center
for the Development of Collective Law Firms); Mildreda Planas Durruthy,
chief prosecutor of Old Havana; and Marisol García Castillo, prosecutor
of the Old Havana municipal prosecutor's office.

Along with Yoagniel, those involved were sentenced to between 5 and 15
years in prison, property seizures, suspension of their professional
activity, and the retention of their passports until their sanctions
expire. Today Yoagniel is the only one who remains behind bars.

"If Yoagniel, a simple culinary manager, was able to bribe a group of
justice system officials, then what could have been achieved by others
with better positions? People like Meici Weiss, also the mother of Meici
Bolaños Weiss, Deputy Minister of Finance and Prices?" asks Ricardo, 54,
a former clerk at Habaguanex.

The official press refrained from informing the public about the
fissures in the justice system and the corruption at Habaguanex. Ten
months later, Eusebio Leal Spengler, incredibly untouched by the
scandal, ceded control of the commercial conglomerate to the Council of
Ministers, via Decree/Law 325/2014.

Two years after the handover, the real estate company Fenix ​​S.A. -
under the command of the military - took charge of the administration of
the San José Cultural Center, where, according to complaints by the
self-employed artisans there, there were irregularities in the sale of
stands, with prices ranging from 8,000 to 120.000 CUC.

Lázaro, age 42, a former worker at the store at Neptuno and Águila,
cites another example of the corruption at the commercial conglomerate,
where Communist Party higher-ups looked the other way and let the
mischief continue, at the same time taking on roles as "sales agents,"
demanding from management the purchase of a bust of José Martí for 240
CUC, to erect a corner honoring the historic figure in each unit (more
than 315), for a total investment of 76.000 CUC. The purchase was to be
made at the store of the Central Committee of the Communist Party of
Cuba, located at Belascoaín and Desagüe, in the center of Havana.

"There are no surprises," Lázaro says. "When GAESA applies coercive
measures against those who serve drinks at bars, make up the rooms at
hostels, charge customers at markets, and shovel concrete at building
sites, it is because that is the nature of the system: taking advantage
of the weakest and then turning a blind eye to the worst offenders, who
are daddy's boys, crooks dressed up fancy, and card-carrying members of
the Party."

Source: The true face of GAESA in Havana's Historic Quarter | Diario de
Cuba - http://www.diariodecuba.com/cuba/1498122564_32035.html

Trump Gets It Right

Editorial: Trump Gets It Right
DDC | Madrid | 22 de Junio de 2017 - 11:23 CEST.

In his speech in Miami, US President Donald Trump rightly divided Cuban
society into two groups: the military and the people. And his criticism
of the regime did not center on its ideology, on the single party, or
even on Raúl Castro. Rather, he pointed directly at the military junta,
and therein lies the greatest difference with Obama's policy.

As he acknowledged, the aim of his new policy is to benefit the people
of Cuba by depriving the military of opportunities, an approach that
recognizes the corruption in Cuba's army and Cuban intelligence and
security services, capable of dominating all the economic exchange
between Cuba and the US in its effort to establish a monopoly.

Referring to the need for Venezuela to democratize, the US president
conveyed another message to the Island's military by referring not only
to its economic corruption, but also its responsibility for the
political repression in the South American country.

Donald Trump declared his respect for Cuba's sovereignty, made clear
that his Administration has cards in its hands, that the US embassy
remains open, and that it is willing to sit down at the negotiating table.

Source: Editorial: Trump Gets It Right | Diario de Cuba -
http://www.diariodecuba.com/cuba/1498123431_32038.html

miércoles, 21 de junio de 2017

Trump, los militares y la división de poderes en Cuba

Trump, los militares y la división de poderes en Cuba
REINALDO ESCOBAR, La Habana | 20/06/2017

La reciente decisión del presidente de Estados Unidos de limitar las
relaciones comerciales con empresas cubanas controladas por militares
pone de relieve una arista poco explorada de la realidad nacional.

Todo el que conozca mínimamente la Isla sabe que aquí no hay nada
parecido a lo que pueda llamarse "división de poderes". Quedó demostrado
recientemente, cuando los diputados a la Asamblea Nacional del Poder
Popular levantaron la mano de forma unánime para "respaldar" unos
documentos programáticos del Partido Comunista, unos textos que los
diputados no tenían capacidad legal de aprobar pero que políticamente no
podían desaprobar.

En otros países cabe esperar que el Congreso se ponga en contra de lo
que propuso el Ejecutivo o que el Poder Judicial dicte inconstitucional
lo que aprobó un Parlamento. En la mayoría de las naciones cuando se
aplica alguna medida, una nueva política, una ley cualquiera, los
analistas se preguntan cómo van a reaccionar los sindicatos o qué van a
hacer los estudiantes. En Cuba no es así. Los que mandan disponen y el
resto obedece o va a la cárcel.

La ostensible presencia de individuos provenientes del sector militar en
las estructuras de poder, especialmente en las gerencias económicas,
puede llevar a pensar que con eso el ejército se enriquece y que al
tener en sus manos tantos recursos le es más fácil reprimir al pueblo.
Razonar de esa forma parte de la creencia de que existe algún tipo de
división de poderes y eso introduce un enorme error en el análisis.

La presencia de coroneles y generales (retirados o en activo) al frente
de empresas turísticas como Gaviota o de poderosos consorcios como
Gaesa, Cimex y TRD, entre otros, quizás no significa tanto la
militarización de la economía como la conversión, la metamorfosis, de
los castrenses en gerentes.

Carentes o "curados" de un auténtico "espíritu de clase obrera", manejan
con mano dura de despiadados capataces -leales al patrón- cualquier
diferendo con los trabajadores. Sus hábitos de disciplina los llevan a
cumplir lo que les ordenen sin preguntar si es viable o absurdo. No
exigen nada para sí mismos y todo cuanto mejore su nivel de vida
personal o sus condiciones de trabajo (autos modernos, confortables
viviendas, viajes al extranjero, cestas con alimentos y bebidas ...) lo
considerarán como un favor del jefe, un privilegio que solo se paga con
lealtad.

Aunque sea difícil de creer, no están allí respaldados por sus cañones
ni blindados, su influencia no se determina por el número de sus tropas
ni por el poder de fuego del armamento que controlan, sino por la
confianza que Raúl Castro les tiene. Así de sencillo.

Cuando se revisa la extensa documentación emitida por las diferentes
esferas de la ilegalizada oposición política, o por la sociedad civil no
reconocida oficialmente apenas se puede observar la protesta frente al
dominio que los militares han ganado sobre la economía en la última década.

Las prioridades son otras. La liberación de los presos políticos, el
cese de la represión, las libertades de expresión y asociación, el
derecho a elegir a los gobernantes en elecciones plurales... En el
ámbito de la economía, lo que se cuestiona son las dificultades que
tienen los emprendedores privados para fundar una empresa, las
limitaciones para acceder al mercado internacional, los excesivos
impuestos, el expolio a que los cuentapropistas son sometidos por los
inspectores.

La preocupación más perceptible en este sentido es que al colocar a
estos militares en puntos clave de la economía se esté tramando el
futuro empoderamiento económico de los clanes dominantes en una virtual
piñata, lo que supone el auto aniquilamiento del sistema por los
herederos del poder.

Si no fuera tan dramático daría risa imaginar las infinitas soluciones
con que cuentan los gobernantes cubanos para burlar "las nuevas
medidas". Les basta con cambiar el nombre a los actuales monopolios y
colocar testaferros civiles al frente de supuestas "cooperativas de
segundo grado" ya previstas en el lineamiento 15 del VII Congreso del
Partido Comunista de Cuba.

En este pase de magia o, para usar un cubanismo, "al darle agua al
dominó" obligarían a la mastodóntica burocracia norteamericana a
realizar un nuevo inventario de entidades con las que no se puede
comerciar. "En lo que el palo va y viene" reorganizan sus fuerzas para
el tiempo que les queda al frente del país mientras ven expirar el
mandato de Donald Trump.

Para hacer este truco no será necesario reunir al Partido en un
congreso, ni consultar a los letrados constitucionalistas, ni siquiera
tendrían que dar por enterado al Parlamento. Para colmo, en las calles
no habrá manifestación de protesta alguna ante el gesto camaleónico de
que los militares han cambiado sus uniformes y sus armas por las
guayaberas o los cocteles empresariales.

Source: Trump, los militares y la división de poderes en Cuba -
http://www.14ymedio.com/blogs/desde_aqui/Trump-militares-division-poderes-Cuba_7_2239646014.html

Cuba desde adentro con los guías turísticos alternativos

Cuba desde adentro con los guías turísticos alternativos
MARCELO HERNÁNDEZ, La Habana | Junio 21, 2017

Los rigores económicos hacen a muchos ingenieros trabajar como
cantineros, a los doctores hacer de taxistas y a innumerables
profesionales convertirse en guías alternativos para turistas. Entre
estos últimos, los hay experimentados o inflaglobos, pero todos obtienen
una mejor remuneración que en el sector estatal.

"Cuando cambian un cuadro de lugar enseguida me doy cuenta", comenta
Natacha, guía de la ciudad de La Habana que asegura haber visitado "más
de 300 veces el Museo de Bellas Artes" con sus clientes. Graduada en el
Instituto Pedagógico, dejó las aulas tras cinco años de trabajo en la
enseñanza media.

"Tuve que ponerme a pensar qué hacer con mi vida y me di cuenta que
pronunciaba muy bien el español, conocía la historia de Cuba y se me
daba bien el trato con la gente". Una amiga le recomendó comenzar a
ofrecer paseos a extranjeros que llegaban al país.

Al principio, Natacha se paraba en una esquina de La Habana Vieja y
susurraba sus servicios a los viajeros. Ahora, y tras las
flexibilizaciones al trabajo por cuenta propia, ha podido legalizar
parte de sus actividades y conformar un equipo. "Tenemos una red que
incluye casas de alquiler, profesores de baile, masajistas y choferes",
enumera.

Con el aumento del turismo, que el pasado año superó los 4 millones de
visitantes, la guía está "desbordada de trabajo", aunque ahora teme que
tras los anuncios del presidente estadounidense Donald Trump "el negocio
decaiga".

Natacha acompaña a sus clientes "a lugares donde nunca un guía estatal
los va a llevar". "El programa es flexible en función de los gustos:
desde zonas exclusivas hasta barrios pobres, viajes en taxis colectivos,
un paseo en tren y una fiesta de santería".

Habla fluidamente inglés y francés, recientemente comenzó a estudiar
italiano y japonés. "Todavía el turismo japonés es pequeño pero pagan
muy bien y son gente muy respetuosa", cuenta Natacha. La mayoría de sus
clientes termina recomendando su trabajo a algún amigo que quiere viajar
a Cuba. "Así se hace una cadena de confianza que me ha permitido tener
hasta 200 clientes al año".

Los precios de un paseo con la antigua profesora varían. "Pueden ir de
20 a 100 CUC según el lugar, el tiempo y la complejidad del tema".
Durante años incluyó visitas fuera de La Habana pero ahora se lo ha
dejado a sus colegas más jóvenes porque su madre es muy mayor y no puede
moverse de la ciudad.

"Este trabajo es duro porque lleva mucha implicación personal, aprender
cada día algo nuevo y responder muchas preguntas", explica. "Paso horas
caminando, la mayor parte del tiempo bajo el sol, pero no cambio mi
independencia por volver a una escuela". Asegura que ser guía para
turistas le ha permitido "poner un plato de comida cada día en la
mesa... un buen plato de comida".

Una alternativa que está en expansión son los sitios digitales que
anuncian guías independientes y ofrecen una gran variedad de servicios o
paquetes de entretenimiento. Recientemente un equipo de treintañeros
cubanos residentes en Miami puso en marcha Tour Republic, una web para
vender actividades recreativas en la Isla.

El sitio conecta al viajero con guías urbanos como un marketplace
-similar a Airbnb- pero en vez de ofrecer alojamientos comercializa
paseos de variada intensidad y duración, desde un recorrido en un auto
clásico por La Habana, hasta una escapada por la peculiar naturaleza del
valle de Viñales.

Máximo, un italiano de 30 años recién llegado a La Habana, dudaba este
martes si comprar un paquete de tres días que, por 58 dólares, incluye
visitas al museo de Ernest Hemingway, la universidad de La Habana, las
viejas fortalezas coloniales de la capital y hasta un encuentro con la
escultura de John Lennon ubicada en un parque del Vedado.

En Tour Republic el cliente paga el servicio online y debe estar a la
hora acordada en el sitio donde comienza el itinerario. En el caso del
paseo que interesa a Máximo, el guía se ubica en los bajos de la
escalinata del Capitolio y parte cada mañana a las diez.

El turista dice preferir un guía independiente porque "el programa es
más flexible y se puede ajustar más" a lo que quiere. En una pequeña
libreta tiene anotados algunos sitios de interés que se escapan de la
ruta turística típica: el pueblo de San Antonio, el Instituto Superior
de Arte y la barriada de Alamar.

"En este ruedo hay gente muy preparada y con excelente formación",
asegura Carlos, un guía alternativo que cada mañana parte de la estatua
de José Martí en el parque Central para un recorrido que ha bautizado
Habana Verdadera. "Los llevo por las calles por donde no pasan los
turistas normalmente, les hago que prueben un trago de ron en un bar
donde de verdad van los cubanos", cuenta.

El joven, graduado de geografía, lleva siete años "zapateando la
ciudad". Al principio "no sabía mucho de historia, arquitectura ni
personajes famosos, pero poco a poco me he ido convirtiendo en una
enciclopedia andante de Cuba", asegura.

La plataforma GuruWalk también se ha subido a la cresta de la ola del
interés turístico por Cuba. La empresa española maneja una web
internacional para reservas de free walking tours y ha elegido La Habana
como su sitio preferido para comenzar las operaciones.

El director de comunicación, Pablo Pérez-Manglano, comenta a 14ymedio
que "la plataforma es completamente democrática, cualquier persona puede
unirse y crear un tour". Los administradores del sitio verifican una a
una las ofertas, pero las valoraciones las dejan los usuarios después de
hacer cada visita.

"Somos una plataforma libre y gratuita, no cobramos nada ni al guía ni
al visitante, y por tanto, esperamos que cada persona entienda y se haga
cargo de cumplir, o no, con la legalidad en sus respectivas ciudades del
mundo", aclara.

El sitio ya cuenta con siete free tours en La Habana, uno en Santiago y
otro en Santa Clara. "Además, hemos tenido unos 200 usuarios registrados
en el último mes, lo cual es bastante para ser una plataforma tan
nueva", destaca Pérez-Manglano.

A diferencia de Tour Republic no hay que pagar nada online y el dinero
se entrega directamente al guía.

Las perspectivas que brinda la web para emprendedores como Natacha
suenan halagüeñas. GuruWalk no niega "la entrada a alguien por no tener
una titulación de guía oficial". Más bien busca "personas apasionadas de
la cultura y la historia, que además disfruten enseñando y transmitiendo
esos conocimientos".

Una de las estrategias de la empresa es darse a conocer entre "los
propietarios de casas particulares" porque es a ellos a los que más
veces los extranjeros preguntan: "¿Qué tenemos que ver en la ciudad?".

Pérez-Manglano subraya que la piedra angular de GuruWalk es la "economía
colaborativa". En lugar de "certificados, normas, reglas, o permisos",
les interesa la confianza, que "se construye poco a poco".

Source: Cuba desde adentro con los guías turísticos alternativos -
http://www.14ymedio.com/economia/Cuba-adentro-guias-turisticos-alternativos_0_2240175966.html

Las nuevas medidas que eventualmente salvarán al Castro-Consorcio

Las nuevas medidas que eventualmente salvarán al Castro-Consorcio
20 Junio, 2017 8:04 pm por Juan Gonzalez Febles

Lawton, La Habana, Juan González, (PD) Frente a la nueva política
estadounidense dirigida de forma directa sobre la claque militar
verdeolivo y el corrupto entramado empresarial que abarca el monopolio
oligárquico en manos militares y de los servicios especiales de
seguridad, inteligencia y contrainteligencia castristas, se vislumbran
respuestas.

Quizás estemos frente a una eventual disolución de Gaesa, Gaviota o la
salida de algunos elementos constitutivos de estos consorcios
empresariales. Propietarios de automóviles Citroen, Samsung, Mercedes
Benz, etc., con placa particular, de Paladares y otros negocios por
cuenta propia, habilitados y autorizados para el éxito, podrían ser los
nuevos postores del régimen. La pregunta cardinal sería: ¿Qué
diferenciará a unos de otros?

El fracaso absoluto y a nivel mundial del socialismo real y su
planificación económica, ha dado paso a formas capitalistas pero anti
democráticas en aquellos escenarios en que gobiernan partidos que se
auto nominan comunistas. China y Vietnam son ejemplos de estas nuevas
variantes. Las estructuras políticas de ambos países parecen
estrechamente afines con las estructuras corporativas del
nazi-fascismo-falangista europeo y ciertamente, al menos en el terreno
económico han logrado avances incuestionables. Solo que a costa de la
violación sistemática de los derechos y libertades, reconocidos en el
mundo democrático y ausentes en estos escenarios.

Solo por citar un ejemplo, Vietnam con su economía capitalista de
mercado es un actor en ascenso en la panorámica económica global. Con
esto, logró un perfeccionamiento en la capacidad monstruosa para
reprimir y controlar a los ciudadanos y ha logrado anestesiar la
sensibilidad de los Estados Unidos y las democracias en el mundo. La
pregunta de rigor es: ¿Lo conseguirá en Cuba el Castro-Consorcio?
¿Lograrán burlar las medidas promovidas por el presidente Donald Trump?

Dentro de las filas del régimen es posible que haya quienes no están de
acuerdo, con el nuevo acomodo de la claque militar para un eventual
cambio. Pero hay en progresión una piñata de repartición de privilegios,
en forma de casas, autos, cargos, viajes y dinero. Los herederos sin
gloria del Castro-Consorcio, toman posesión y heredan puestos claves de
las estructuras económicas y de poder del régimen.

Las nuevas medidas promovidas por el presidente estadounidense Donald
Trump no perjudican para nada al pueblo cubano. El perjuicio real está
sobre el entramado corrupto representado por la guardia pretoriana
castrista. Las trapacerías de Odebrecht y otras ya destapadas,
involucran personalidades e intereses del Castro Consorcio y para nada
mejoran la calidad de vida del pueblo de la Isla.

Antes de 1959, con un costo de vida muy por debajo al existente hoy, el
promedio salarial era superior. ¿Por qué en Cuba no hay protestas en
reclamo de aumentos salariales? Muy sencillo: El totalitarismo y la
dependencia del Estado, más la inexistencia de un movimiento obrero
libre garantizan que así sea. ¿Puede alguien responsabilizar al
presidente estadounidense Donald Trump por esto?

Lo que el presidente Trump ha amenazado de forma casi directa es al
control totalitario del Castro-Consorcio. Desde este control, no existe
en Cuba una reserva social a la que acudir. Las instituciones religiosas
son controladas desde arriba con pequeños beneficios que premian el
silencio y la pasividad social. La educación está igualmente controlada
con rigor y todo desde los cuarteles. De la prensa, mejor ni hablar.
Cada vez son menos los que la hojean. Pocos creen en ella. El sector
intelectual, tranquilo y feliz, cada uno en su respectiva jaula, a la
espera de un viaje y nada más.

El problema del régimen militar totalitario castrista encierra otras
complejidades. La obligatoriedad de ser revolucionarios, socialistas o
comunistas se afirma desde la Constitución y las leyes impuestas. A
todos los nacidos en la patria de José Martí, se les debe reconocer ya
su derecho a ser ciudadanos. Para esto, habrá que derrotar al
Castro-Consorcio y al corrupto entramado militar que le sostiene.

Esperemos que las nuevas medidas que salvarán al Castro-Consorcio sean
invalidadas con coraje ciudadano Cuba adentro y con solidaridad
democrática activa, desde todos los rincones del mundo libre y
democrático. ¡Dios lo quiera!

Foto: President Trump Gives Participates in a Signing on the US Policy
Towards Cuba
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González

Source: Las nuevas medidas que eventualmente salvarán al
Castro-Consorcio | Primavera Digital -
https://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/las-nuevas-medidas-que-eventualmente-salvaran-al-castro-consorcio/

Socialismo para las mayorías, disfrute capitalista para una minoría!

¡Socialismo para las mayorías, disfrute capitalista para una minoría!
20 Junio, 2017 6:36 pm por Rogelio Travieso Pérez

El Cerro, la Habana, Rogelio Travieso, (PD) Hay hechos que son
relevantes en el recuerdo de los que hoy tienen más de sesenta y cinco
años. Así, tenemos los discursos interminables, las promesas
incumplidas, los juicios en tribunales revolucionarios, generalmente
parcializados, el ademán de Fidel Castro de renunciar al puesto de
primer ministro que provocó la renuncia del presidente Urrutia, la
explosión del barco La Coubre.

Antes de la eliminación de los partidos políticos y de la prensa libre,
Fidel Castro, durante su visita a Estados Unidos, había manifestado que
no debía tenerse preocupación referente al comunismo en Cuba.

Luego vino la Ley de Reforma Agraria que originó el surgimiento del
latifundio estatal, la nacionalización de las compañías Texaco, Shell y
Esso y el resto de las propiedades norteamericanas y el establecimiento
de relaciones con la URSS y la ruptura con Estados Unidos.

El 15 de abril de 1961, en el acto en 12 y 23 para despedir el duelo de
las víctimas del ataque aéreo, fue declarado el Estado Socialista ante
una representación minoritaria del pueblo cubano.

Al producirse el desembarco de la Brigada 2506 por Playa Girón, más de
100,000 cubanos fueron detenidos durante los días que duraron los combates.

Antes de la creación del Partido Comunista de Cuba (PCC), la dirección
revolucionaria transitó por las Organizaciones Revolucionarias
Integradas (ORI) y el Partido Unido de la Revolución Socialista Cubano
(PURSC).

En los años 60, se destinaron cuantiosos recursos y hubo pérdidas de
vidas humanas con la exportación de la revolución.

En la década de los sesenta se intentó erradicar la prostitución. Las
prostitutas fueron incorporadas a planes de reeducación y convertidas en
costureras y taxistas, las llamadas violeteras por el color violeta de
los autos.

Dada la incapacidad del sistema socialista, en marzo de 1962 se inició
el racionamiento de alimentos que dura hasta hoy.

En octubre de 1962, con la Crisis de los Misiles, Cuba y el mundo
estuvieron al borde de sucumbir en un holocausto nuclear.

En marzo de 1968, con la Ofensiva Revolucionaria, el régimen se
radicalizó aun más y se convierte en totalitario.

Después de la muerte de Che Guevara, se insistió en la creación de un
hombre nuevo inspirado en su figura.

En 1970 fue un fracaso muy costoso para la economía nacional la Zafra de
los 10 Millones.

A partir de 1975 y durante los años 80, miles de cubanos fueron enviados
a pelear en las guerras en Angola y Etiopía, con un alto costo en
recursos y vidas humanas.

En 1976 fue redactada y aprobada la nueva Constitución, ideologizada y
excluyente.

Después de años de separación e incomunicación: En 1978, el régimen se
mostró menos extremista y permitió, luego de años de separación, que los
cubanos empezaran a relacionarse con sus parientes en el exterior.

Quienes tenemos edad suficiente recordamos que este tipo de relaciones,
las autoridades las controlaban y cuestionaban. Quienes lo duden, que
averigüen por aquellas planillas que llamaban "cuéntame tu vida" que
obligatoriamente había que llenar para poder ser admitidos en centros de
estudio y de trabajo. En dichas planillas indagaban la integración
revolucionaria, y si uno tenía creencias religiosas y familiares en el
exterior y si se carteaba con ellos.

Hasta que se desintegró, fue millonaria la ayuda recibida de la URSS.

En 1986, luego de muchos errores y fracasos y olfateando lo que ocurría
en el campo socialista, Fidel Castro hizo un giro económico brusco,
anunció el "Proceso de rectificación de errores y tendencias negativas",
y exclamó: ¡Ahora si vamos a construir el Socialismo!

¿Y en los 25 años transcurridos desde 1961 qué se estaba construyendo?

Entre 1989 y 1991 se derrumbó el socialismo real en Europa del Este y la
URSS.

En Cuba, durante el Periodo Especial, aumentó más aun la centralización.

Para intentar paliar el hambre se dio paso al Plan Alimentario. Resultó
otro fracaso del que muy poco se dijo.

En 1995 se despenalizó la tenencia de dólares y se crearon las casas de
cambio de divisas (CADECA). Dada la crisis económica, era conveniente
que los cubanos radicados en el exterior, principalmente en Estados
Unidos, ayudaran a sus familiares en Cuba.

Con el descalabro del chavismo en Venezuela, la situación cubana tiende
a empeorar.

Este sistema, que demostró su fracaso en infinidad de oportunidades, con
sus ineficiencias, el voluntarismo, la corrupción generalizada,
actualmente está atrapado en un círculo vicioso.

Los cubanos siguen obligados a la simulación. Gritan: ¡Socialismo o
Muerte! y al día siguiente se marchan de Cuba.

Las promesas de un futuro mejor desaparecieron como agua en canasta. No
hubo hombre nuevo. Con la indisciplina social generalizada, los salarios
de miseria, y los altos precios, el trabajar perdió sentido. La
prostitución y el alcoholismo se han generalizado.

Una significativa parte de los más jóvenes solo tiene un plan: marcharse
de Cuba.

Este sistema malogró las vidas de todos los cubanos, Cuba es hoy el país
más envejecido del continente.

¿De quién es la responsabilidad de todo eso?

¡Cuánta razón tuvieron los que sentenciaron en Europa del Este que el
socialismo es el camino más largo entre el capitalismo y el capitalismo!

El centralismo estatista debe acabar. Cuba, requiere reformas económicas
y cambios estructurales. De lo contrario, los 58 años transcurridos es
muy posible que solo sirvan para otra piñata al estilo nicaragüense o ruso.

En Cuba, actualmente lo que hay es el peor de los socialismos para la
mayoría y disfrute capitalista para una minoría.
rogeliotravieso@nauta.cu; Móvil 538 59142 Partido Liberales de Cuba.

Source: ¡Socialismo para las mayorías, disfrute capitalista para una
minoría! | Primavera Digital -
https://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/socialismo-para-las-mayorias-disfrute-capitalista-para-una-minoria/

Los bien parados’ del Castro-Consorcio

Los bien parados' del Castro-Consorcio
20 Junio, 2017 6:32 pm por Juan Gonzalez Febles

Lawton, La Habana, Juan González, (PD) Las contradicciones sociales
creadas por el castro-fascismo, desde la obligada convivencia de villas
miseria con los empoderados nuevos ricos de las zonas congeladas en
Miramar, Atabey, Nuevo Vedado, etc., marcan diferencias significativas.

Hoy se ven Mercedes-Benz, Samsung, Toyota, VW, Citroen y otros flamantes
vehículos, muchos con aire acondicionado, por toda la ciudad. Muchos
tienen chapas "P". P es particular. No son del gobierno, ni de
diplomáticos ni de técnicos extranjeros.

¿Desde cuándo en el infierno castro-fascista los cubanos comunes y
corrientes se movilizan en lujosos autos de este corte? ¿Quiénes pueden
adquirirlos legalmente? Solo los nuevos ricos, la nueva clase social de
Cuba, los ricos emergentes, los empoderados del castro-fascismo. Se
hicieron ricos desde la corrupción, todos y algunos, desde el
cuentapropismo.

Ningún cuentapropista que no sea escogido desde la élite para ser rico,
llegará a serlo. Los inspectores corruptos no lo posibilitan y así, solo
son prósperos, quienes son escogidos por quienes escogen para todo en Cuba.

Con la legalización del trabajo por cuenta propia, la apertura económica
(de mentiras y por lentas etapas) sumada a la esperanza que despertó el
acercamiento desde Washington, se multiplicaron en Cuba los negocios
particulares. Aparecieron cafeterías, talleres mecánicos o el negocio
del futuro, el alquiler. Esto en las condiciones de un mercado
inmobiliario absolutamente controlado, que se multiplica (siempre bajo
control) ante la perspectiva cierta o no del arribo de una creciente
marea de turistas desde Estados Unidos.

Luego de que el ex presidente estadounidense Barack Obama flexibilizara
las restricciones a los viajes, muchos estadounidenses (más de 50 000)
viajaron en 2015 a Cuba. Mucho más que el anterior 2014. Entre 2010 y
2014, miles de norteamericanos se alojaron en casas privadas habaneras,
solo que tales casas fueron las escogidas por los censores servidores de
la represión y beneficiarios directos de estas y otras cosas.

La clase verdaderamente alta en Cuba es la que conforma el entorno del
clan Castro y los altos mandos de las fuerzas armadas. Estas controlan
las empresas que manejan divisas. Tienen en sus manos las compañías
estatales de turismo, las empresas mixtas con sociedades extranjeras
para la administración de las grandes cadenas hoteleras y hasta las
sociedades de importaciones.

Donde hay dinero en Cuba, hay a cargo un señor adiposo y ventrudo con
muchas estrellas en algún uniforme guardado en un closet. Pero estos
cerdos no dan vueltas por la ciudad en coches suntuarios con luces que
parpadean. Los que al borde de la piscina del Hotel Nacional comen
hamburguesas de dos pisos, gritan en sus iPhone 6, o se congelan por el
aire acondicionado en las salas reservadas de los mejores paladares, son
los chivatos y servidores escogidos por los cerdos para acceder a la
cesta de fabricar dinero en la limitada apertura económica.

El fenómeno del resentimiento toma fuerza por acá. Se perciben los
problemas sociales que esto creará al régimen. La realidad conocida de
la prostituta que gana en una noche lo que un médico que trabaja para el
estado gana en un semestre, es solo una parte de esta verdad.

Todo llega en momentos en que el funcionario estatal, que antes fue uno
de los pocos autorizados a tener un coche particular, ve a quien vive de
chivatear y contrabandear repuestos para cualquier cosa, coger taxis,
mientras él no puede sacar su Lada del garaje porque no tiene plata para
el combustible.

Estamos ante un nuevo escenario social y es nuestro deber encontrar el
rostro de quienes lo detentan para su placer.

Sobre esto, hay una anécdota que compartiré con los lectores.

Un 24 de setiembre, hace unos pocos años, fui a cubrir una actividad que
tendría lugar en la iglesia de la Virgen de Las Mercedes, en el
municipio Habana Vieja. La Santísima Virgen de Las Mercedes, se
sincretiza con el oricha Obbatalá, amo, señor, dueño de las cabezas y
pacificador por esencia y naturaleza.

Acostumbrado a las respuestas de los vecinos del entorno de la iglesia
Santa Rita de Casia, en la barriada Miramar en el municipio Playa, a las
marchas pacíficas de las Damas de Blanco, la respuesta que percibí y
viví, aportada por lo humildes pobladores de la Habana Vieja, me
sobrecogió. El apoyo de los vecinos en el entorno de la iglesia de la
Virgen de Las Mercedes a Damas de Blanco y activistas opositores fue
casi unánime. Vi poca indiferencia y lo que no percibí fue apoyo alguno
al régimen.

Las diferencias entre ambas barriadas son más que notorias. Casi ninguno
entre los vecinos actuales de Miramar adquirió la vivienda que vive con
su esfuerzo. Se trató del reparto de un botín, organizado por mandato
del difunto ex dictador Fidel Castro, que repartió casas y propiedades,
cuyos dueños legítimos abandonaron el país. De esta forma, se garantizó
el servicio incondicional de los beneficiados por tal reparto. Esta es
la razón que marca diferencias entre el resto de la capital y los
vecinos de esta y otras zonas congeladas.

Hoy en Cuba, no queda alguien ilustrado, sensato y honesto en las filas
del partido único gobernante y de nombre comunista, que sea tan solo
honesto. Algunos viven de las prebendas recibidas a cambio de su
incondicionalidad absoluta. A estos se les permite espacios mediáticos y
poseer empresas que pueden ser estudios de grabación, como sucede con
Silvio Rodríguez, el cantor de la ignominia y uno de los más destacados
entre tales oportunistas.

Solo quedan funcionarios e intelectuales de muy bajo nivel cultural y
político. Son estos 'los bien parados' por el Castro-Consorcio. Andan
ansiosos por vivir en alguna zona congelada.

La postura de represor o chivato se utiliza contra el siempre reprimido
pueblo. Esto demuestra el estado cavernícola del Castro-Consorcio, del
PCC y de su militancia.
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González

Source: Los bien parados' del Castro-Consorcio | Primavera Digital -
https://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/los-bien-parados-del-castro-consorcio/

Cuba: Solo 5.7 % de la población cuenta con servicio de agua las 24 horas

Cuba: Solo 5.7 % de la población cuenta con servicio de agua las 24 horas
Posted on 19 Junio, 2017
Por Daniel Benítez

Poseer el servicio de agua corriente las 24 horas en Cuba es un lujo
reservado para solo el 5.7 por ciento de la población de un país de más
de 11 millones de habitantes.

Las cifras reveladas por el Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos
reflejan que 654,001 personas en 2016 contaron con la presencia de
agua en sus hogares a cualquier hora del día, un número menor que en
2015 cuando el beneficio se extendió a 1,036,686 consumidores.

Con servicio diario, las estadísticas revelaron beneficiados a 3,126,469
cubanos, mientras 2,097,965 solo tuvieron la oportunidad de almacenar el
agua cada tres o más días.

Según un artículo publicado recientemente el diario Juventud Rebelde la
sequía afectó el rendimiento del tiempo de servicio en comparación con 2015.

Severa escasez

La severa escasez de agua en Cuba por falta de lluvias ha obligado a
buscar ayuda de capital extranjero para la inversión en el sector
hidráulico con donaciones provenientes de países de distintas regiones
del mundo, principalmente del Medio Oriente, y prestamos a mediano y
largo plazos.

Sin embargo, la situación de las redes también es crítca debido a su
envejecimiento, deterioro y falta de mantenimiento, lo cual provoca que
se pierda el 44 por ciento del agua que circula por el sistema de redes.

La situación se ha complicado este verano tras la rotura de la
conductora hidráulica de la Cuenca Sur, que dejó sin servicio de agua
por varios días a más de 852,000 habitantes de seis municipios de La
Habana. Se trata de la más grave rotura en los conductos hidráulicos en
más de 20 años.

La Habana Vieja y Centro Habana, los municipios más pobladas de la
capital cubana, quedaron con el suministro de agua totalmente cortado,
lo que provocó una situación irritante entre la población.

Necesidad de inversionistas

Desde el punto de vista del herraje necesario para evitar fugas en
hogares y centros de trabajo, tampoco el panorama es halagüeño. Se
calcula que para reparar todo los salideros y escapes se necesitan unos
ocho millones 200 mil unidades de herrajes sanitarios, de los cuales más
de seis millones urgen en el sector no estatal.

Esto ha obligado a La Habana a buscar con premura inversionistas
foráneos. Un proyecto de una fábrica para la producción de grifos de
distintos tipos y valorada en $15 millones de dólares se ha puesto sobre
la mesa en la Zona Especial de Desarrollo del Mariel. Hasta el momento
no ha trascendido si hay potenciales interesados en una empresa mixta
que tendría como contraparte cubana a GESIME.

Se exige que esa planta sea de última generación en la fabricación de
herajes de todo tipo.

Cifras del Ministerio de Comercio Interior reflejan que en 2015 se
importaron dos millones de artículos de esa rama para su
comercialización en tiendas recaudadoras de divisas.

Source: Cuba: Solo 5.7 % de la población cuenta con servicio de agua las
24 horas - Cafe Fuerte -
http://cafefuerte.com/cuba/30926-cuba-solo-5-7-la-poblacion-cuenta-servicio-agua-las-24-horas/

Casa Blanca: “Nuestro objetivo es asegurarnos, ante todo, de ayudar al pueblo cubano”

Casa Blanca: "Nuestro objetivo es asegurarnos, ante todo, de ayudar al
pueblo cubano"

El portavoz presidencial, Sean Spicer, respondió así el martes al
preguntársele si tenía una respuesta a declaraciones hechas en Austria
por el canciller del gobierno de Raúl Castro.
"La política que el Presidente expuso para Cuba, primeramente y ante
todo, es algo que va a ayudar al pueblo cubano", respondió el martes el
Secretario de Prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer, al preguntársele si
había alguna reacción del presidente Donald Trump a declaraciones hechas
en Austria por el canciller del gobierno de Raúl Castro, Bruno Rodríguez
Parrilla.

Rodríguez calificó el esperado anuncio de Trump el viernes en Miami de
"espectáculo grotesco".

Spicer explicó en la rueda de prensa diaria que se ofrece en la
residencia presidencial que la nueva política "va a desestimular los
pagos a los militares y a ayudar a (los cubanos) a levantarse
económicamente. Esa es la mayor forma de derechos humanos que podemos
impulsar por ahora, para asegurar que esos esfuerzos que hacemos, y que
los ciudadanos estadounidenses que viajan a Cuba o hacen negocios allí,
se ajusten a la ley", señaló

"Nuestra meta es asegurar que la política de este gobierno sea,
primeramente y ante todo, ayudar al pueblo cubano. Y creo que eso es lo
que ha hecho el presidente, y es por lo que vamos a continuar abogando",
concluyó diciendo Sean Spicer.

Source: Casa Blanca: "Nuestro objetivo es asegurarnos, ante todo, de
ayudar al pueblo cubano" -
https://www.martinoticias.com/a/casa-blanca-nuestro-objetivo-es-asegurarnos-ante-todo-de-ayudar-al-pueblo-cubano/147348.html

Apertura de Obama a Cuba es más popular en Florida que la mano dura de Trump

Apertura de Obama a Cuba es más popular en Florida que la mano dura de Trump
EFE

MIAMI
La nueva política de Donald Trump hacia Cuba es menos popular (13 puntos
menos) en Florida que la normalización de relaciones iniciada en 2014
por su antecesor en la Casa Blanca, Barack Obama, pero además le ha
restado aprobación al actual mandatario, según una encuesta publicada el
martes.

Un 34 % de los floridanos aprueba el endurecimiento de la política hacia
Cuba anunciado la semana pasada en Miami por Trump, frente al 47 % que
dice apoyar el deshielo con la isla de Obama, de acuerdo con el sondeo
de la Iniciativa Económica y de Negocios de la Universidad de Florida
Atlantic (FAU BEPI, en inglés).

La firma de demografía de esa universidad pública con sede en Boca Ratón
(Florida) pidió por internet a una muestra de 500 residentes en este
estado del sureste de EEUU su opinión sobre el endurecimiento de la
política hacia Cuba decidido por Trump. La encuesta tiene un margen de
error 4,3 puntos porcentuales.

El presidente, que hizo el anuncio el viernes 16 en un teatro atestado
de representantes de la poderosa comunidad cubano-americana de Miami y
de los cubanos exiliados, ha perdido popularidad entre los habitantes de
Florida después de adoptar esas medidas, señalan los autores de la
encuesta realizada entre el 16 y el 18 de junio.

En una encuesta de FAU BEPI realizada en marzo la aprobación de Trump en
Florida era del 36 % y ahora es del 35 %.

Peor es el efecto en la desaprobación de Trump, que pasó de 38 % en
marzo a 44 % en la última encuesta.

La principal medida anunciada por Trump, la prohibición de hacer
negocios con empresas ligadas a la Fuerza Armadas Revolucionarias de
Cuba, es apoyada por el 43 % de los encuestados, mientras que el 25 % se
opone y un 33 % dice estar dudoso.

Las nuevas restricciones a los viajes a Cuba tienen un apoyo del 44 % y
el rechazo del 32 % de los encuestados. El porcentaje de los que no
tienen opinión formada es del 24 %.

De todas las medidas de esta nueva política con la que Trump pretende
"empoderar" al pueblo cubano y presionar al "brutal" régimen de Raúl
Castro para que abra el país a la libertad y la democracia es la de
mantener abierta la embajada en La Habana, con un 61 % de aprobación, un
13 % de rechazo y un 15 % sin opinión.

Los floridanos se muestran también en la encuesta escépticos de que
estas políticas de Trump vayan a mejorar la vida de los cubanos de a pie.

Solo un 21 % piensa que mejorará las condiciones de vida de la gente de
la isla, mientras un 36 % cree que empeorará y un 43 % que opina que no
espera cambios.

Acuerdo UE-Cuba avanza en Eurocámara tras marcha atrás de Trump
"En conjunto, la gente (de Florida) apoya más la política del presidente
Barack Obama hacia Cuba, mientras la tasa de aprobación de Trump sigue
cayendo" en el estado, dijo la profesora Mónica Escaleras, directora de
BEPI.

Source: Apertura de Obama a Cuba es más popular en Florida que la mano
dura de Trump | El Nuevo Herald -
http://www.elnuevoherald.com/noticias/sur-de-la-florida/article157145744.html

Trump frente a Cuba: mucho ruido y pocas nueces

Trump frente a Cuba: mucho ruido y pocas nueces
ANDRÉS HERNÁNDEZ ALENDE

Aclamado fervorosamente por una multitud de exiliados cubanos de línea
dura, el presidente Donald Trump se presentó el 16 de junio en Miami
para anunciar la nueva política del gobierno de los Estados Unidos hacia
Cuba.

En el teatro Artime de la Pequeña Habana, junto al vicepresidente Mike
Pence, el gobernador de la Florida, Rick Scott; el senador republicano
Marco Rubio, los representantes republicanos Mario Díaz-Balart y Carlos
Curbelo, y otros líderes y políticos de derecha, Trump anunció a bombo y
platillo los cambios en las relaciones con Cuba.

Las relaciones entre ambos países –rotas a principios de la década de
1960– fueron restauradas por el presidente Barack Obama el 17 de
diciembre de 2014. Trump tenía el propósito de dar marcha atrás a esa
decisión de su antecesor en la Casa Blanca, como ha hecho o tratado de
hacer con otras medidas de Obama. Trump quiere borrar el legado del
primer presidente afroamericano de los Estados Unidos.

No obstante, los cambios que anunció el jueves 16 de junio no fueron tan
drásticos como algunos deseaban. A pesar de su alarde en el teatro de la
Pequeña Habana, Trump no modificó radicalmente los pasos dados por Obama
en la relación con Cuba.

La nueva política norteamericana hacia la isla hace más estricto el
proceso de autorización de los estadounidenses para viajar a Cuba,
aunque no elimina los viajes, y prohíbe hacer negocios con las empresas
de la isla dirigidas por el Grupo de Administración Empresarial, S.A.
(GAESA), una división de las fuerzas armadas que controla el 60 por
ciento de la economía cubana. Trump también ordenó que su gobierno se
oponga a cualquier intento de levantar el embargo comercial que
Washington mantiene contra Cuba desde hace medio siglo.

Pero al mismo tiempo, la nueva política mantiene las relaciones
diplomáticas y la embajada en La Habana; permite que los cubanos que
residen en los Estados Unidos sigan viajando a la isla; deja que los
cruceros de recreo continúen visitando Cuba, y no rescinde los contratos
establecidos en una fecha anterior al anuncio del cambio de política. Al
parecer, por ejemplo, la empresa hotelera norteamericana Starwood puede
seguir administrando un hotel de La Habana controlado por GAESA.

Trump no rompió o congeló las relaciones entre Washington y La Habana.
Tampoco restituyó el privilegio migratorio de la política de "pies
secos, pies mojados", una norma instituida por el presidente Bill
Clinton según la cual los cubanos que pusieran pie en suelo
norteamericano, podían quedarse en los Estados Unidos legalmente,
mientras que los capturados en el mar eran devueltos a Cuba. Obama puso
fin a esa política el pasado 12 de enero, pocos días antes de que Trump
asumiera la presidencia, el 20 de enero, y numerosos cubanos que se
encontraban en otros países, esperando llegar a los Estados Unidos, han
quedado en un limbo. Muchos exiliados esperaban que el nuevo presidente
volvería a implantar la política de "pies secos, pies mojados". Hasta
ahora, no ha sido así.

A pesar de sus alardes y de la retórica electorera que desplegó en la
Pequeña Habana para mantener el favor de los cubanos de derecha de
Miami, Trump no hizo el gran cambio esperado en la política hacia Cuba.
No estuvo a la altura de sus promesas. Sin embargo, sus partidarios del
exilio cubano lo aplaudieron a rabiar en el teatro. El anuncio de Trump,
en realidad, fue mucho ruido y pocas nueces, pero su fiel público quedó
complacido con la actuación.

Escritor y periodista cubano, editor de Perspectiva. Su novela más
reciente es Rebeldes S.A.

Siga a Andrés Hernández Alende en Twitter: @Alende5

https://www.amazon.com/author/alende.novelas

Source: Trump frente a Cuba: mucho ruido y pocas nueces | El Nuevo
Herald -
http://www.elnuevoherald.com/opinion-es/opin-col-blogs/opinion-sobre-cuba/article157246069.html

Tras anuncio de nueva política hacia Cuba, alivio entre partidarios del acercamiento y también cautela

Tras anuncio de nueva política hacia Cuba, alivio entre partidarios del
acercamiento y también cautela
ABEL FERNÁNDEZ
abfernandez@elnuevoherald.com

Muchos temían un retroceso drástico en las relaciones entre Cuba y
Estados Unidos antes del anuncio del presidente Donald Trump sobre los
cambios en la política hacia la isla, lo cual mantuvo en vilo a muchos
que apoyan el acercamiento con la isla.

Pero después del anuncio, una sensación de alivio se respira entre
quienes favorecen los viajes a Cuba y el intercambio directo con el
pueblo cubano.

Ralph de la Portilla, un cubanoamericano residente en Miami que trabaja
como director de viajes para la agencia Classic Journeys, con sede en
San Diego, confiesa que estuvo varios días sin dormir antes del anuncio
del viernes pasado en La Pequeña Habana. Su trabajo como guía llevando a
grupos de estadounidenses a la isla es el principal sustento de su
familia, incluyendo sus dos hijos.

"Los cambios no nos afectan directamente [a los turoperadores]", dijo
aliviado de la Portilla pocas horas antes de partir rumbo a la isla
frente a un grupo de estadounidenses. "Básicamente, tenemos que seguir
las mismas reglas que siempre hemos seguido", dijo en referencia a los
diarios que sus clientes deben llenar durante su viaje a la isla, y a
los reportes que él mismo debe completar y entregar a la compañía por si
fueran auditados por la Oficina para el Control de Activos Extranjeros
del Departamento del Tesoro (OFAC).

Las políticas anunciadas por el presidente Trump buscan limitar el flujo
de dólares a las empresas operadas por las Fuerzas Armadas y y eliminar
los viajes individuales de los estadounidenses a la isla, una
prohibición que podría beneficiar a los turoperadores.

Sin embargo, de la Portilla cree que el anuncio de las nuevas medidas
fue "muy ambiguo" y que ha generado "desinformación" entre las personas
que quieren viajar a Cuba, muchos de los cuales le han preguntado si
todavía lo pueden hacer.

"Cuando la gente escuchó que podrían ser auditados, eso los intimidó",
dijo. "Pero desde el 2011 cuando comenzaron los viajes a Cuba bajo las
licencias people-to -people, eso siempre ha sido así", añadió.

Giancarlo Sopo, de la Fundación CubaOne, que ofrece a jóvenes
cubanoamericanos la oportunidad de viajar a la isla en grupos y con un
itinerario, dijo que el programa de la fundación, que se enfoca en el
sector privado cubano, "encaja perfectamente dentro de las nuevas
regulaciones".

"[Nuestro programa] es el modelo ideal que la Administracion quiere que
sigan los norteamericanos al viajar a Cuba", dijo Sopo.

Sin embargo, la preocupación antes del anuncio también mantuvo a su
organización en jaque, y publicaron una carta abierta pidiéndole al
presidente que no volviera a la política de la Guerra Fría.

Sopo aclaró que "es muy prematuro" hacer pronósticos sobre el impacto de
la nueva política hasta saber los detalles de las nuevas regulaciones
que aún debe redactar OFAC.

Jorge Duany, profesor de la Universidad Internacional de la Florida
(FIU) y director del Cuban Research Institute (CRI), coincide en que
faltan los detalles de las regulaciones, pero también cree que los
programas de FIU de acercamiento con la isla no se verán afectados.

"No esperamos por el momento que las regulaciones tengan un impacto en
el intercambio académico", dijo Duany, miembro del Cuba Council de FIU,
que se encarga de orientar a la universidad en el acercamiento con Cuba.

"Estamos activamente buscando actividades con instituciones académicas
de Cuba y estamos interesados en que vengan y vayan personas", dijo
Duany. El año pasado, el programa de verano InCubando@FIU recibió a 15
emprendedores de la isla que recibieron clases de negocios y visitaron
empresas locales. El programa estaba fundado por la organización sin
fines de lucro Raíces de Esperanza.

"Los cambios en las políticas de los Estados Unidos no parecen afectar
la capacidad de los ciudadanos estadounidenses para patrocinar o apoyar
a las empresas o trabajadores del sector privado cubano", dijo John
Caulfield, ex jefe de misión de la Oficina de Intereses de EEUU en La
Habana y cofundador de Innovadores, una fundación que apoya a
empresarios del sector privado cubano de tecnología y diseño y les
patrocina pasantías en EEUU. La organización opera con donaciones de
estadounidenses interesados en las iniciativas tecnológicas.

"Creemos que Cuba tiene una reserva de talento y creatividad que tiene
recursos muy limitados para desarrollarse", dijo Caulfield, quien espera
ver en el futuro "más apertura del mercado, dando a jóvenes cubanos
talentosos la oportunidad de desarrollar sus ideas y tener éxito
económico sin tener que emigrar para hacerlo".

Source: Tras anuncio de nueva política hacia Cuba, alivio entre
partidarios del acercamiento y también cautela | El Nuevo Herald -
http://www.elnuevoherald.com/noticias/sur-de-la-florida/article157305494.html

Más o menos embargo? Lo que prefiere Castro

¿Más o menos embargo? Lo que prefiere Castro
Para algunos miembros del régimen, ya sean de "línea dura" o "suave",
las limitaciones del "bloqueo" son un mal necesario
Miércoles, junio 21, 2017 | Ernesto Pérez Chang

LA HABANA, Cuba.- El éxodo de cubanos mostró un asombroso aumento en los
últimos cuatro años. Pocos se explican cuáles fueron las verdaderas
causas de esa paradójica explosión que, en su apogeo, desencadenó
reacciones diplomáticas diversas en el área, cambios en el sistema de
visado en algunas oficinas consulares, creación de campos de refugiados,
cierre de fronteras y hasta la eliminación de la ley de "pies secos,
pies mojados", algo no visto desde los sucesos del Mariel en los 80 o
desde la crisis de balseros en los más dramáticos momentos inmediatos a
la caída del bloque comunista de Europa.

Una situación inexplicable en medio de un proceso de normalización de
las relaciones entre los gobiernos de Cuba y los Estados Unidos. Un
comportamiento anómalo teniendo en cuenta que Barack Obama estaba
haciendo lo posible por mejorar la vida de los cubanos flexibilizando
algunas de las aristas más perjudiciales del embargo, ofreciendo
oportunidades para el sector económico no estatal, apostando por el
surgimiento de una verdadera sociedad civil, además de otras estrategias
para favorecer un cambio democrático de manera pacífica.

No obstante, la reacción dentro de la isla, en algunos aspectos, estuvo
algo distante de lo imaginado por los consejeros de la política hacia
Cuba del presidente norteamericano. Por ejemplo, lejos de haberse
detenido la corriente migratoria hacia el Norte, esta aumentó debido a
una cuestión que ni los integrantes de los gabinetes de Obama y Trump
parecen haber comprendido en su verdadera esencia.

El éxodo, aunque signado por actitudes de desencanto, no respondía tanto
a una reacción de desconfianza o incertidumbre con el camino político
conjunto emprendido por ambos países sino, todo lo contrario, a la
amenaza que constituía la certeza de una eliminación del embargo económico.

Si se analiza el componente principal de la migración cubana se podrá
tener una idea de lo sucedido.

En un estudio de febrero de 2017, inédito, realizado como ejercicio de
maestría por un grupo de la facultad de Economía de la Universidad de La
Habana, se determinó que cerca del 80 por ciento de la migración cubana
en los últimos cinco años está conformado, primero, por dueños de
pequeños negocios privados (cuentapropistas); segundo, personas que
ocuparon cargos o puestos importantes en instituciones estatales y que,
por diversas vías, legales o no, acumularon suficiente capital para
llevar a cabo sus planes de salida por vías irregulares; tercero,
personas que, con o sin ayuda financiera del exterior, participaban
activamente del amplio mercado negro que se levanta sobre un sistema
económico dominado por la corrupción, un denominador que prácticamente
vincula a unos con otros.

Antes de la llegada de Trump a la Casa Blanca, en medio de las
esperanzas de una continuación del proceso de acercamiento que
protagonizaría la candidata demócrata Hillary Clinton, entre los altos
funcionarios del gobierno cubano se hacía más fuerte la convicción de
que el embargo económico tenía los días contados.

La ortodoxia comunista iba cediendo ante una corriente, dentro del
propio gobierno, que, aunque contraria a cualquier forma de oposición
política, todavía hoy apuesta por cambios discretos en todos los
órdenes, lo que, a la larga, evitaría un estallido social que a muy
pocos convendría. Incluso gran parte de los planes de crecimiento hacia
el 2030 se trazaron sobre esa cuerda que parecía indestructible.

Lo que para unos, sobre todo en la cúpula del poder, constituía una
garantía de supervivencia política por al menos una década más, tiempo
suficiente para poder manejar la crisis de manera tal que a todos
pareciera que los cambios partían de una voluntad y que no eran
resultado de presiones internas y externas, para otra parte de los
funcionarios estatales, conectados directamente con un mercado negro
cuya prosperidad depende ciento por ciento de la crisis económica y del
mantenimiento del embargo, las alarmas comenzaron a sonar de manera
ensordecedora.

El fin del embargo es, si no la solución definitiva al pantano económico
cubano, al menos la antesala de la debacle de un sistema político tal
como fue concebido y manejado por los elementos retrógrados del Partido
Comunista, que necesita de un enemigo sobre el cual alzarse y a quien
atribuir los reiterados fracasos de los planes económicos y sociales.

Para algunos, ya sean de "línea dura" o "suave", las limitaciones del
"bloqueo" son un mal necesario porque, además, son una forma de ocultar,
por una parte, la ineptitud y falta de genuino compromiso patriótico de
muchos de los "partidistas"; por la otra, la conexión, y en algunos
casos la hegemonía, de muchos de sus cuadros, a todos los niveles, con
la economía subterránea.

Mantener el embargo e incrementarlo es, sin dudas, fortalecer la base
sobre la cual se alza el sistema de privilegios del cual gozan los
funcionarios estatales. Prerrogativas que no son más que aquellas
"mieles del poder" a las que se refería Fidel Castro cuando descubrió la
trama de conspiraciones en su contra llevada a cabo por su propio grupo
de apoyo.

El sistema de privilegios, en buena medida justificado por los efectos
negativos del embargo, permite no solo camuflar el desvío de los
recursos estatales sino, además, convertir en habituales, dentro de la
economía cubana, aquellos mecanismos, como las empresas off shore o el
uso de los llamados "compradores", por ejemplo, que permiten burlar el
embargo y que, en consecuencia, dotan de poderes extraordinarios y de
peligrosa autonomía a funcionarios que han sabido explotar a favor de
sus bolsillos, de manera muy efectiva, la parte mitológica del "bloqueo"
como fuente de todos los males.

Tan solo siguiendo los casos denunciados en los principales diarios de
la prensa oficialista cubana, desde 1960 a la actualidad, los escándalos
de corrupción vinculados a actividades diseñadas para evadir el embargo
por parte del gobierno cubano ha arrojado un saldo de más de mil
doscientos funcionarios estatales de alto rango sancionados por
actividades ilícitas.

No se cuentan en el grupo aquellos otros "cuadros de dirección" de menor
categoría como directores de empresas, subdirectores, gerentes y
oficiales de las Fuerzas Armadas o del Ministerio del Interior que
también han sido defenestrados por lucrar con recursos estatales bajo el
"amparo extraordinario" que les ofrece la sacrosanta existencia del embargo.

"Mucha gente saldrá perjudicada, multitudes de gentes, y no solo gente
de la calle, sino gente que está arriba, bien arriba. Aquí y allá", me
decía hace poco un ex funcionario del Ministerio de Comercio Exterior
cuando lo invité a hablar sobre las consecuencias del fin del embargo de
los Estados Unidos a Cuba.

Su opinión coincide con la de otras personas que han analizado la
cuestión ya desde una experiencia práctica, ya como objeto de estudio.

Un destacado profesor y economista de la Universidad de La Habana que,
al igual que otros entrevistados, por temor a represalias por hablar
para un medio de prensa independiente, ha preferido mantenerse en el
anonimato, describe algunas de las reacciones que sobrevinieron al
anuncio del inicio del proceso de acercamiento entre los gobiernos
cubano y norteamericano.

"Se hizo más fuerte la idea de una eliminación del bloqueo. Eso
entusiasmó a quienes no sacan provecho de él, pero quienes saben lo que
significa fin del bloqueo se llamaron a capítulo. (…) Hubo éxodo de
cuadros en las empresas. Dirigentes, grandes jefes que pidieron la
liberación (en las empresas estatales) alegando razones de índole
personal porque cundió el pánico. Si esto se arregla, nos jodemos, es lo
que pensaron. Muchos de ellos viajaron a Panamá, a México, a Rusia,
otros tuvieron suerte y fueron reclamados por la familia y pudieron
llegar a los Estados Unidos antes que cerraran porque si no hoy tuvieran
media isla del otro lado. (…) Todos, directa o indirectamente, hemos
tenido que hacer de tripas corazón. Y estoy seguro de que hay quienes no
saben vivir sin el bloqueo. (…) Veían el fin de ese socialismo al que
estaban acostumbrados y donde al año se desvían cientos de miles,
millones de dólares, que después se justifican como pérdidas ocasionadas
por el bloqueo".

Tanto de un lado como del otro del Estrecho de la Florida, abundan los
que han sabido sacarle partido al embargo. Pienso en esas personas a las
que no conviene que el gobierno comunista llegue a su fin o que
simplemente se flexibilice porque esto los coloca en peligro de muerte.

Existe todo un abanico de "beneficiados por el embargo", que incluye
desde aquel que, residiendo en Miami o en Panamá, en Rusia o en Ecuador,
y sabiendo la escasez que sufren los cubanos, vive de extorsionar
revendiendo ropas de saldo en La Habana, o a ese que se repatria solo
después de calcular que un dólar es una fortuna para quien solo gana
veinte como salario mensual.

Ambos en nada se diferencian de ese director o empleado oficialista que
roba los recursos de la empresa para beneficio propio y que luego
desfila por la plaza con una pancarta de "Abajo el bloqueo" cuando es el
"bloqueo" quien le permite alzarse sobre la miseria que él mismo
contribuye a generar y eternizarse.

Source: ¿Más o menos embargo? Lo que prefiere Castro CubanetCubanet -
https://www.cubanet.org/destacados/debe-eeuu-eliminar-el-embargo/